Las desapercibidas “Mil Razones” de Luis Brea, una de las mejores canciones de los últimos años

Con una estructura poco habitual y sin un estribillo reconocible, “Mil razones” no es, para nada, una canción inmediata. De hecho, ha necesitado un cierto tiempo de maduración antes de convertirse en una de las joyas nacionales de los últimos años y en una de las canciones más reproducidas en la redacción en el último año.

Con una, también desapercibida, gran capacidad para conectar con la gente, (especialmente en directo), “Mil razones” es un tema puramente costumbrista con visos de optimismo y de verdad (de esos en los que sin investigar, puedes intuir  que canta una historia basada en hechos muy reales). Un reencuentro con alguien del pasado, un dejarse llevar y las mismas conclusiones de antes: no puede ni debiera ser.

34406367_223236145123111_6073777780309360640_n.jpg
“Me encanta esta parte”

Pero lo explica mejor él: “Lo hicimos otra vez porque sí y casi dijiste ‘te quiero’ yo te pedí un ibuprofeno. Sonreíste echando el humo de un Chester por la nariz“. Este es el desenlace que aúna el último de los tres “Me encanta esta parte” queen sus diferentes contextos, protagonizan el clímax emocional de la canción.

Por esa razón, es fácil conectar con y caer rendido en alguno de los vitalistas “Me encanta esta parte”; tanto el primero, en un contexto de reencuentro y coqueteo, el segundo, de índole sexual y el tercero, en un entorno de condescendencia y arrepentimiento light.

Un tema que nos ha reenganchado al sonido, definido como indie costumbrista, del madrileño Luis Brea. Y en la época del fast food y la inmediatez musical no  queríamos dejar la oportunidad de hacer una pausa, volver atrás y reivindicar esta pequeña obra maestra como se merece, y es que ya forma parte indispensable de cualquier playlist nacional que suene en NETP.

Os dejamos con la canción y su letra al completo.

“Mil razones para ser feliz.
Le pegaste otro traguito, llegaste tarde y pediste ron. Hace tiempo que quería venir, me han hablado de este garito. Contestaste levantando la voz, acercaste tu boca a mi oído. Empezó la canción, dijes: me encanta esta parte. Pues yo vivo cerca de aquí. ¿Te vienes un ratito? Busqué a esto y me despedí sin decir adiós.
Acción directa en el salón te dio por compartir lo que quedaba de tu corazón deshecho y en una bolsita. Vistas a un patio interior pusiste otra copita, tropezaste con el escalón. Vaya cardenal cuando te quité el pantalón.
Dijiste: me encanta esta parte, me encanta esta parte. Y mis dedos tocaron años de evolución y mis dedos tocaron años de evolución. Conclusiones al amanecer: esto no puede ser.
Tú buscas formas en las nubes y yo en el gotelé.
Lo hicimos otra vez porque sí y casi dijiste ‘te quiero’ yo te pedí un ibuprofeno, sonreíste echando el humo de un Chester por la nariz. Dijiste: me encanta esta parte. Me encanta esta parte.
Hay mil razones para ser feliz, hay mil razones para ser feliz. Pregunto.”
Anuncios

Categorías:MUSICEtiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s