ESTRENO de Joanne, el nuevo disco de Lady Gaga, en la redacción | Primeras impresiones: “Lady Mamarracha ya no existe”

csao6pdweaukb1v

Lady Gaga. Primeras impresiones de Joanne

Lo primero que piensas al escuchar Joanne es que esto no es Lady Gaga. Que la mamarracha ha muerto. Que ha comenzado de cero y que o lo compras o lo dejas.

Austero, de producción sorprendentemente orgánica y contenida para estar hablando de la música de la misma cantante de Venus o G.U.Y (claro que a esas alturas se fumaba 20 porros al día, hecho que ayuda a entender el resultado). También queda claro de inmediato que Perfect Illusion no es nada representativa del conjunto del disco.

Lo que ya se podía intuir en Million Reasons (no tanto del primer single) y por su acercamiento a Hillary Lindsey (descubierta por la redacción) se confirma rápidamente tras unos minutos de este trabajo.  Una vez escuchadas Diamond Heart, A – YO y la resultona Joanne, cae por su propio peso que el disco decanta la balanza musical (mucho) más para el lado de Million Reasons que para el de Perfect Illusion.

John Wayne es probablemente la mejor fusión de la nueva y la antigua Gaga y una de las canciones más efectivas del álbum.

Joanne, sin embargo, desprende Country por todos lados, si bien nuestra corresponsal en el País Vasco insiste en que no es “Country sólo son instrumentos reales, catetos” .

Pero si esto no es country que baje Coyote Dax y lo vea.

32950448.jpg

Juana

El toque erótico festivo desaparece casi por completo en esta nueva etapa. Sólo en momentos concretos y en, probablemente, Dancing in circles, se aprecia algo del componente lúdico que siempre ha estado presente en la cantante. No obstante, hay numerosos temas que suenan interesantes a primera escucha y se postulan como growers en potencia, como Diamond Heart, Angel Down o la mismísima Joanne.

En resumen, lo que vemos aquí es el proceso de cambio, ese que tan bien sentó a Beyoncé o, en menor medida, a Rihanna, en Lady Gaga de una manera más abrupta. “Se llama madurez” insiste la vasca. Será el público el que decida si entiende su madurez musical (o no).  Los vestidos de carne tenían que parar en algún momento.

No hay duda de que la crisis de los treinta ha sido condensada por Stefani  Germanotta en Joanne. Y eso se nota en todo. En las ganas de querer cambiar, de que se la tome en serio aunque sea a a costa del podio de Billboard.

 Y es que las pocas pretensiones comerciales que desprende el proyecto son inseparables al concepto del mismo. Ha hecho lo que le ha dado la gana, no cabe duda (y eso es, de hecho, lo mejor del álbum).

Lady Gaga lleva dos años intentando ganarse el respeto de la industria y dejar de ser una circa a la desesperada. Y le ha salido bien. Con el jazz. En los Grammy. En los Oscar. En los Globos de Oro. En la Superbowl. En American Horror Story.

Ahora el número uno en Billboard es lo de menos.

Y ese es el espíritu de Joanne. ¿Un acierto? Sabemos que hay talento, todavía es pronto para concluir si lo ha aplicado bien (o no).

Nota: TBD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s