¿Es Bisbal nuestro artista internacional con menos talento? | #JusticeforChenoa | Operación Triunfo, la reunión

bisbal-chenoa-k6aB-U201854149162WVE-575x323@Las Provincias

Iconic

Cuando la mayor parte del foco mediático está puesto sobre el hecho de si Chenoa y Bisbal cantarán Escondidos en su regreso conjunto a los escenarios el próximo Halloween (no pun intended) en el concierto de reencuentro del exitoso programa-hito Operación Triunfo, nosotros consideramos que la gran pregunta era como podía ser posible que David Bisbal hubiera sobrevivido tantos años como uno de nuestros artistas más internacionales mientras Chenoa tenía que pelearlo cada día para sobrevivir en el mercado nacional.

Podemos entender el don de Pablo Alborán, el legado de Alejandro Sanz e incluso disfrutar con los “guilty pleasures” indiscutibles que Enrique Iglesias lanza cada vez que quiere. Sin embargo, el éxtio de David Bisbal, más allá de las estratosféricas pero entendibles cifras inciales al surgir como uno de los protagonistas del fenómeno de la década, nos resulta más difícil de comprender en 2016. Ha sobrevivido en primera línea con canciones nada memorables, de las que ni siquiera podría recordar dos o tres, y no aptas para sobrevivir más allá de la feria de Albacete y a la edición de Gran Hermano correspondiente. Lejos queda aquel Corazón Latino aquella Bulería que, al menos, se podrían intentar clasificarse dentro de la categoría del hijo de Julio Iglesias.

Chenoa, por su parte, ha seguido, prácticamente sin parar, haciendo discos y conciertos  (que han sucedido realmente porque una mujer muy cercana a la redacción ido a todos y tiene 3 SoyHumanas) todos estos años. En otra escala y a otra velocidad, ella ha seguido su carrera a su manera, ha ido publicando trabajos puntualmente, componiendo más canciones de las que nunca compondrá Bisbal y siempre dandonos vidilla a la prensa malévola con su faceta extra-musical,sus entrevistas en Argentina, sus anuncios de Avon o sus Inteviús  .

En este reencuentro, por supuesto, volvía a ser la mayor fuente de noticias involuntarias. Y obviamente, volvía a ser la primera víctima de las preguntas indiscretas de la prensa en su objetivo constante de crear el “momentum” de que lo más interesante del evento será su reencuentro con el “exitoso” Ex que la abandonó. Como si esa  no fuera la mayor pesadilla de todos nosotros, disfrutamos con su resignada y complicada situación. Sin embargo, Chenoa siempre aguanta como una señora y responde con dignidad. Esta vez, su respuesta fue  “Me da igual, esa ya no es mi guerra“. Impecable. Magistral.  Adaptación al cine ya y que Meryl Streep la interprete.

“I don’t care, that’s not my war anymore”, Thanks Laura for such inspiring words

Lo curioso es que mientras los medios se inventaban falsas condiciones de la mallorquina para participar de según que circos, nosotros nos preguntamos hoy ¿Quién tenía más talento, Bisbal o Chenoa? Todos hemos coincidido que Chenoa. ¿Respecto a quién se portó peor en la ruptura? Todos hemos coincidido que Bisbal. A la pregunta ¿Quién ha tenido más mofas, burlas y menos éxito? También coincidimos en la primera. 

¿Por qué? Puede ser que en 2001, unos aires de lo que muchos espectadores interpretaron como de prepotencia y de presuntuosidad (un carácter fuerte y un poco de machismo, hicieron el resto), pudieron resarcir las ganas de venganza de un público ávido de sangre (aunque mucha menos sangre que hoy). En 2016, en plena era Trump, Sálvame e Instagram, en la que ambos adjetivos han perdido su connotación negativa, resulta bastante inverosímil que Chenoa fuera identificada bajo esas premisas.

Todos estos años ha evitado polémicas, ha sobrevivido y ha tenido entrevistas siempre maduras y respetuosas.  Sólo unas declaraciones en chándal, en la que clamó piedad al público y pensó, ilusa, que la audiencia que se identificaría y empatizaría con su drama y la dejaría tranquila. No podía estar más equivocada, y ha sido víctima de ese vídeo desde entonces.  A pesar de ello, ni una sola salida de tono en un mar tan agitado. Y eso no debe ser fácil porque Chenoa, como nosotros, también tiene una flamenca en su interior. Y probablemente, habríamos enviado a la mierda a más de uno. Y dos. Y tres. (…).

Además,  musicalmente fue la mejor de su edición.

Por si le importa a alguien.

PD: Para acabar, que conste, que no somos fans de Chenoa.  De hecho, nos odia nivel tenernos bloqueados en el Twitter (máximo nivel) . Sin embargo, reivindicamos justicia para su papel en toda esta historia. Como Zapatero, su legado debería ser grower y que un día Pablo Iglesias clamara al cielo, en la campaña de las décimas elecciones generales seguidas, que ha sido “la mejor triunfita de nuestra historia”.

#JusticeforChenoa

blog-twitter-davidbisbal

Sin título

Más sutil y brillante ZAS ever

“Que las revueltas acaben pronto y los sudafricanos vuelvan pronto a sus pirámides”

Las pirádmidas están agitadas”

Anuncios

Un comentario en “¿Es Bisbal nuestro artista internacional con menos talento? | #JusticeforChenoa | Operación Triunfo, la reunión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s