Adele, la señora que todo lo hace bien, brilla en sus conciertos en Barcelona | CRÓNICA

Adele

A las nueve en punto, haciendo gala de una inusual puntualidad británica, poco dada en este tipo de eventos (y que no se ha dado en el redactor que tenía que haber elaborado la crónica y contra el que se tomarán las pertinentes medidas disciplinarias) y de un estilo y modestia inusitadas para la que se ha convertido en una de las grandes estrellas musicales globales del siglo XXI.

Adele dice palabrotas y ordinarieces para luego ponerte los pelos de punta con su voz interpretando una joya que ella misma ha compuesto, y es que su secreto, no es otro que hacerlo todo bien. Voz impecable y buenas canciones son los que la han llevado hasta aquí.

La misma semana que se hacía pública la firma de un nuevo contrato con la discográfica Sony por valor de 131 millones de dólares – el mayor firmado en la historia por un artista británico – Adele triunfaba en Barcelona con sendos conciertos cuyas entradas se habían agotado meses antes en cuestión de minutos.

Parte de la redacción de NETP, que ya estuvo en el anterior concierto de Adele en Barcelona, en pleno huracanado 2011, compartió con la cantante la visión periférica que supone haber sido testigo de su evolución. Su actuación anterior fue en Sala Bikini, con un aforo de 800 personas en pleno despegue definitivo de su figura gracias a los clásicos instantáneos en los que se convirtieron Rolling in the deep y sobre todo, Someone like you. En contraposición, las dos actuaciones de esta semana, con un Palau Sant Jordi, uno de los recintos más icónicos y con más capacidad de la ciudad condal, repleto.

Con una apuesta arriesgada, Hello fue la encargada de abrir la velada. Pocos artistas comienzan sus conciertos con uno de sus mayores hits, pero el repertorio de Adele es suficientemente sólido como para hacerlo sin despeinarse. Nada puede fallar si continuas dicha elección con la nostálgica y notable Hometown Glory (con homenaje fotográfico a Barcelona incluído) y One and only, en un inicio de excepción.

La cantante, que reconocía que su concierto no es el lugar más alegre del mundo por la tónica triste de sus canciones, comenzaba una de las secciones más festivas del concierto con la pegadiza Rumour has it, Water Under The Bridge y un I Miss You que desembocaría en una actuación de Oscar, literalmente: Skyfall, que mejora notablemente en vivo con su conseguida atmósfera 007 y sus contundentes “You may have my number, you can take my name but you’ll never have my heart“.

Tras los breves momentos de euforia llegó el momento de la calma y la introspección con la reposada Million Years Ago,  canción con la que la artista hacía un homenaje a sus años de juventud y a su inocencia perdida (“I miss the air, I miss my friends, I miss my mother; I miss it when life was a party to be thrown but that was a million years ago“). Uno de los momentos más nostálgicos de la noche siguió con otro gracias a Don’t you remember, la sublime balada que rescató de 21 y una de las canciones favoritas en la redacción.

Su nuevo single, Send my love (to your new lover), producida por el sueco Max Martin, la verdadera reina del pop,  dedicada a todos aquellos “que no nos caen bien” dio paso a su cover más mítico, Make you feel my love. Sencillamente inmejorable. Con el filler Sweetest devotion, típica canción dedicada a un hijo, Adele cerraba la primera parte del concierto.

Los bises consistieron en nada más y nada menos que seis canciones, seis obras maestras. Para ello, se desplazó al centro del palacio con cortinas reflejando un holograma de su figura para interpretar Chasing Pavements, uno de sus primeros éxitos, y la joya de la corona: Someone like you, tan emocionante como siempre. La propia cantante hacía referencia a la reacción de su manager y de su madre la primera vez que escucharon aquella composición: “fue una reacción diferente a todo lo que había hecho antes“. El público reaccionó igual.

Lluvia metafórica y real inundó el Palau con el hit Set Fire to the Rain. Los últimos momentos de la noche comenzaban y la británica no parecía dispuesta a rebajar el nivel.

La preciosa All I Ask y la regresión a la infancia de When we were young, una de las mejores canciones de 25 cerraron la noche cuando ya sólo quedaba la elección más obvia para cerrar el recital: Rolling in the Deep. Energía y buen rollo para cerrar, tal y como preveíamos, un concierto perfecto de la señora que todo lo hace bien.

Aún así, no podemos  evitar la sensación de que con la trilogía 19, 21 y 25, Adele ha cumplido un ciclo. Un ciclo de altura, innegablemente, que deja tras de sí unos niveles de ventas inimaginables en el contexto de la industria en la última década.

Para seguir en lo más alto y conseguir conquistar a todos de nuevo (probablemente, la británica sea una de las artistas que más unanimidad y menos inquina despiertan entre el público), Adele deberá reinventarse. Su fórmula, ha sido perfecta e impecable hasta el momento. Ni un solo reproche. Pero se agotará.

Pero un 29 con más canciones clásicas de amor y desamor dedicadas a su ex pareja, la audiencia puede decir “basta”.  Pero Adele no es tonta y sabemos que volverá a conquistarnos, una vez más. Ya lo tenía difícil  con Hello y volvió a batir récords  y conseguir que el mundo entero se rindiera ante su, ya icónico, “Hello, it’s me“. 8,5

Anuncios

Un comentario en “Adele, la señora que todo lo hace bien, brilla en sus conciertos en Barcelona | CRÓNICA

  1. Pingback: Adele recibe el disco de diamante por las más de 10 millones de copias vendidas de “25” en EEUU | No Entiendo Tu Pelo | Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s