Crónica | La magistral clase de autoayuda de Marwan en Terrassa

IMG-20160425-WA0016-002
Marwan, en High Quality

22/04/16 El pasado viernes 22 de abril la sala del Faktoria d’Arts de Terrassa contó con la presencia del cantautor Marwan. La cita estaba prevista para las 22.30 horas pero el madrileño se hizo de rogar unos diez  minutos. Nada más subir al escenario, con guitarra en mano, arrancó el espectáculo con Sueños sencillos, sencillo de su LP Las cosas que no te pude contar (2011). Buena canción para adentrarse en el universo Marwan, ya que estamos seguros de que buena parte del público asistente también es “experto en echar leña sobre hogueras apagadas” y no sabe bien cómo “aceptar que hay ciertas COSAS que se acaban.

Antes de empezar con Cosas pendientes se disculpó por su “garraspera” y dio las gracias a todos los que estaban en la sala, mostrando sorpresa por verla tan llena, y se permitió preguntar cuánta gente era de Terrassa, por curiosidad, para saber si se habían desplazado desde la ciudad condal, donde tan acostumbrado está a tener un público más amplio.  Más grande fue su sorpresa al comprobar que la mayoría del público alzó la mano, la gran parte eran egarenses.  También se declaró como un barcelonista de los pies a la cabeza, <aunque últimamente no tengamos mucho que celebrar>. Advirtió, a su vez, de que esta gira estaba constituida por <canciones tristes, luego las muy tristes y al final las verdaderamente deprimentes>. Pero pidió que no cundiese el pánico al decir  <soy cantautor de autoyuda, ¡y lo sabéis!>.

Para amenizar la noche iba haciendo apuntes sobre sus experiencias personales y lo que le llevaron a escribir ciertas letras; en este caso recordó a todos los presentes que la sinceridad entre la pareja es buena… pero no siempre es recomendable, como en el caso de  Animales, la tercera pieza de su show. Y es que es una de esas canciones en las que la contradicción está patente, porque qué duro es el  ”decidir entre la soledad y el compromiso”.

wall_big_Concierto_de_Marwan_en_Zaragoza
La triste historia de tu cuerpo sobre el mío

Seguidamente nos deleitó con Palabra por palabra Desde que duermes junto a mí antes de interactuar con el público al animarlo a tararear el pegadizo estribillo, y, emocionado ante la participación espetó <Os juro que no, que no, que no he fumado nada… este es el tema más romántico del concierto, repetid! Vaya putos freaks, ¡sois peores que yo! Sois la hostia, qué bien, ¡os quiero!>. Después cantó Adolescente, justo antes de Con Carita de tonto, que se convirtió en uno de los momentos catárticos de la noche, y es que la letra no es para menos, y con su interpretación precisamente con esas caritas es cómo nos dejó a todos.

Antes de La triste historia de tu cuerpo sobre el mío, la última canción que cierra su último disco, aprovechó para hacer una reflexión sobre la terrible dicotomía entre el rencor y el perdón. Recordó con humor que, a fin de cuentas, dedicó 53 canciones a su ex y que actualmente se está pegando una gira a costa de ella, y es que esa es la filosofía del artista, ¿de qué sirve el rencor? ¡Sólo hace daño a la persona que lo siente!  No podía faltar Puede ser que la conozcas, su querida Madrid personificada en mujer. Sencillamente sublime.No es que crease un debate sobre la patria, pero sí que se percibía emoción en sus palabras al hablar de su ciudad natal antes de arrancarse a cantar su himno particular sobre ésta.

Más tarde, el cantautor deleitó al público con la lectura de dos de sus poemas, entonando Hago cosas raras, “María” Ángeles y Mi paracaídas. Llegó el momento de El chándal, en el que aprovechó para preguntar cómo se decía en catalán y explicó la anécdota de las distintas versiones que ha hecho en directo en Sudamérica, ya que dependiendo del país ese término varía considerablemente.

Llegó el momento de su canción más utópica, y una de las favoritas de la redacción de NETP, Necesito un país, y es que es tan real que necesitamos un país tal cual describe en su letra, “¡con el puño cerrado pero el corazón abierto!” Huelga decir que muchos fueron los puños que se alzaron entre los presentes. Subrayando los últimos momentos de la noche sonaron Canción de autoayuda y  Las cosas que nunca te dije. Al público del Faktoria le regaló el estreno de una canción nueva, aunque como colofón final no podía ser de otra manera la elegida, Un día de estos.

Una vez acabada la noche, podemos afirmar que, sin lugar a duda, Marwan nos dejó un muy buen sabor de boca, tanto por sus interpretaciones como por sus palabras entre éstas, la lectura de sus poemas y, sobre todo, por el  buen rollo que desprende. Desde la redacción le mandamos nuestro agradecimiento y nuestros ánimos para que continúe regalándonos letras tan empáticas y le deseamos un buen final de gira. 8

 by V.C. Adrius &  Hephaestion7

Anuncios

Categorías:AGENDA / CRÓNICAS, MUSICEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s