CRÍTICA | “This Is What the Truth Feels Like” | Gwen Stefani busca su sitio

Gwen-Stefani-This-Is-What-It-Feels-Like-2016-Standard-3000x3000

En NETP somos de la teoría de que los mejores discos de la carrera de un artista son los post-ruptura. Por lógica, el último largo de Gwen Stefani, concebido en medio de su divorcio con Gavin Rossdale tras más de 10 años de matrimonio, debería haber sido una bomba de dramatismo y canciones cortavenas nivel Adele. Ya con “Used To Love You”, el mejor tema del álbum, con uno de los versos más sinceros y viscerales que hemos escuchado en mucho tiempo (“I don’t know why I cry, but I think it’s cause I remembered for the first time since I hated you, that I used to love you”), la artista parecía ponernos en alerta de lo que nos íbamos a encontrar a lo largo de “This Is What the Truth Feels Like”. Sin embargo, los sentimientos reinantes entre las doce canciones del álbum no son ni el desamor ni la melancolía, sino más bien el optimismo y el buen rollo.

Gwen vuelve a tener el corazón contento y lleno de alegría gracias a su nuevo noviazgo con Blake Shelton, y eso se percibe en sus canciones, que hablan de reconciliación, esperanza y descubrimiento de un nuevo amor cuando menos lo esperaba. Ya lo dice la pegadiza “Make Me Like You” (“Why’d you have to go and make me like you? Yeah this is a feeling I’m not used to”), un inofensivo tema pop sin pretensiones pero que funciona a la perfección gracias a sus reminiscencias discos tan Maroon 5 (“Sugar”). Es en este nuevo estilo en el que la ex-vocalista de No Doubt se mueve mejor (por ejemplo, en la muy ochentera y efectiva “Rare”), no obstante, no siempre consigue temas tan redondos y muy a menudo cae en lo genérico. Sin ir más lejos, el nuevo single “Misery”, ni es pegadizo ni tiene nada por lo que destacar por si misma.

Así pues, como se intuía tras tanto buzz-single, la cantante va pegando tiros sin saber muy bien en que dirección disparar y unas veces con más puntería que otras. Entre las más acertadas estarían “Rare”, la retro-reggae “Where Would I Be?”, la divertida “Naughty” con sus fraseos al más puro estilo “L.A.M.B”, y la balada con toques de electro-pop “Truth”, una bonita declaración de amor en la que vuelve a dar las gracias a Shelton por salvarla. Y entre las más desafortunadas, encontramos “Asking 4 It” con la irritante colaboración de Fetty Wap, la insustancial “Send Me A Picture” o el sinsentido “Red Flag”. A medio camino se quedan “Me Without You” o “You’re My Favorite”dos temas correctos sin más, pero a los que les falta el sello de Gwen.

Y ese es el mayor fallo de este álbum, que pide temas con la garra de su debut y baladas tan marca de la casa como “Cool”. Se entiende que han pasado diez años desde su anterior disco, y que a sus 47 años, la artista quiera dejar atrás el estilo más gamberro de sus mayores hits. Lo malo es que, en esta transición hacia un pop más sofisticado y en la búsqueda de su nuevo sitio, la artista pierde en ocasiones su personalidad. Al final, no se puede decir que el tan esperado “This Is What the Truth Feels Like” sea un mal álbum, pero si que le falta un sonido y un concepto más unificador y sólido. Va por el buen camino, pero sabemos que Gwen puede más.

cropped-untitled-5.jpgNOTA: 6.9 / 10

LO MEJOR: “Used To Love You”, “Truth”, “Rare”, “Make Me Like You”

LO PEOR: “Red Flag”, “Asking 4 It”, “Send Me A Picture”

 

Anuncios

Categorías:REVIEWSEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s