CRÍTICA | “Mind Of Mine”, el debut de Zayn Malik | Buenas intenciones, mejorables resultados

ZAYN-Mind-of-Mine-2016-2480x2480

Cual primer expulsado de un reality show, seguramente Zayn Malik será el mejor parado del universo One Direction tras la división de la banda salida del X Factor británico. A falta de ver de lo que son capaces sus compañeros, especialmente Harry Styles, los resultados cosechados por Malik hasta ahora son más que dignos: Su primer single “Pillowtalk” ha sido #1 en Billboard y en su país Reino Unido, y el álbum en su primera semana ha vendido más de 200.000 copias a nivel mundial. Veremos si es todo efecto del arrastre de la boyband, o si consigue mantener el éxito con sus futuros trabajos.

Sea como sea, de momento tenemos como mínimo una razón para aplaudirle: En su recién inaugurada carrera en solitario, el cantante se ha alejado totalmente del estilo del grupo, demostrando que había algo de cierto en que durante estos años no había podido experimentar y participar en el proceso creativo de su propia música. Son los inconvenientes de pertenecer a un fenómeno de masas como el de One Direction, pero Zayn se redime de todo ello en “Mind Of Mine”, un debut que lejos de buscar la comercialidad y el éxito de forma fácil y desesperada, se muestra fiel y honesto a sus gustos y nos descubre la personalidad oculta de su autor más cercana a Frank Ocean o al último The Weeknd, que a Justin Bieber o a cualquier otro producto prefábricado del pop actual.

Sin embargo, estas referencias le quedan algo grandes, y a pesar de lo interesante y a priori valiente de su propuesta, y de que la mayoría de sus canciones funcionan bien individualmente, en su conjunto el álbum peca de repetitivo, excesivamente prudente y por momentos poco actual, como si se hubiese quedado anclado en el R&B de hace quince años, cuando Justin Timberlake lanzaba su debut “Justified” y Chris Brown era alguien relevante. El irresistible primer single, la elegante “It’s You”, la más dance “Like I Would” (relegada incomprensiblemente a Bonus Track), la sensual balada “Drunk”, la más moderna “TiO” y el interlude “Flower”, una preciosa pieza cantada en urdu sobre unos acordes orientales de guitarra, constituyen los momentos más brillantes de un álbum con demasiados temas confundibles entre sí: “Befour”, “She” o “Borderz” son intercambiables y les falta carisma para destacar por algo propio.

Otras como “Truth” o “Lucozlade” son simplemente aburridas, pero el fallo más frecuente es que muchas caen en lo tópico (“Fool For You”), lo correcto (“Wrong”) y repiten la misma fórmula una y otra vez (“Rear View”). No le queremos quitar méritos al británico que aparece como compositor en todas y cada una de las canciones, lo que es muy loable, y parece mucho más cómodo y libre en este nuevo sonido, pero le falta arriesgar en su género y sorprender con algo más que una colección de midtempos agradables de escuchar pero muy en la media entre lo mediocre y lo memorable. Aún con todo, “Mind Of Mine” sirve para reivindicar su identidad, madurez y potencial, y sin duda se puede considerar un primer paso en la buena dirección.

cropped-untitled-5.jpgNOTA: 6.4 / 10

LO MEJOR: “Pillowtalk”, “Drunk”, “Flower”, “It’s You”, “Tio”

LO PEOR: “Truth”, “Lucozade”, “Bright”

Anuncios

Un comentario en “CRÍTICA | “Mind Of Mine”, el debut de Zayn Malik | Buenas intenciones, mejorables resultados

  1. Pingback: NETP 2016 | TOP OF THE FLOPS | Los mayores fracasos del pop de 2016 | No Entiendo Tu Pelo | Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s