Julieta Venegas presenta el 10 de abril en Barcelona “Algo Sucede” | RETROSPECTIVA del verso suelto mexicano que siempre estuvo ahí

A 28662

Julieta Venegas

Demasiado independiente para el circuito mainstream. Demasiado mainstream para el circuito indie. Esa es la dualidad que ha llevado a Julieta Venegas a una situación única (y compleja) en la industria musical actual, que la ha llevado desde copar números uno en la listas de ventas, a polémicas por su incursión en Festivales independientes como el FIB pero ser, a su vez, emblema de independencia, folklore y de falta de pretensiones comerciales.

La mexicana presentará en Barcelona, nada más y nada menos que en el Liceu, su último trabajo, además de hacer un recorrido por su trayectoria musical, el próximo domingo 10 de abril, dentro del Suite Festival Bcn Music Experience.

Estamos hablando de Julieta, la cantante que hizo de su segundo disco, Bueninvento, un homenaje a los vibradores (“Buen invento consolará mi soledad, buen invento apagará mi ansiedad”), para luego empezar a saborear las mieles del éxito con sus dos discos más celebrados no podía ser mejor candidata a simbolizar dicha dualidad. (2003, ****), un disco mucho más pop que los anteriores y más masivo,  contenía el hit Andar Conmigo. Este sublime y racial tema, de aires 100% mexicanos, le abrió las puertas de un circuito internacional en el que no tardó en consolidarse con su siguiente trabajo, Limón y Sal (****), el más comercial y exitoso hasta le fecha.

Andar Conmigo

Me Voy, la carta de presentación de Limón y Sal (2006), se convirtió rápidamente en su tema más recordado. Estamos hablando de una ranchera con toques pop que alcanzó  el número uno en numerosos países de América Latina, Italia, España, en el Billboard Latin Pop Songs y por su puesto, en su patria, México, donde se mantuvo en la cima durante 12 semanas.

Además, el carácter afable del trabajo, pop fácilmente asumible, consiguió conectar con el gran público y que las ventas del disco como conjunto también fueran notables, consiguiendo además buenos puestos para otras canciones del disco como Eres para mí o Limón y Sal.

Sin embargo, Julieta no parecía sentirse del  todo cómoda dentro de ese papel otorgado por el público de estrella latina de primera línea, de High Quality Paulina Rubio. Sus siguientes trabajos constataron este hecho y constituyeron un progresivo alejamiento de los sonidos más  “populares” y un desarrollo progresivo de otros derroteros menos accesibles para el gran público. Un MTV Unppluged y su siguiente trabajo, Otra Cosa (2010, ***), lo dejaron entrever y sus dos últimos trabajos lo han confirmado definitivamente.

Me Voy

Los Momentos (2013, ****) constituyó su último trabajo en Sony Music, antes de lanzarse a la producción independiente. Probablemente constituyó uno de los momentos más rupturistas de su carrera, tras abrazarse a un uso de la electrónica nunca visto antes en Julieta y sustituir  su típico acordeón por sintetizadores  y pianos.

Venegas se rodeó de personas como Anita Tijoux, Café Tacvba y Natalia Lafourcade y desarrolló uno de los hechos más característicos de su carrera: la capacidad de hablar de temas sociales desde una atmósfera y producción casi festiva, focalizándose sobre todo en la situación actual de México. Así sucede en Tuve par dar, el brillante primer single del disco, en el que reivindica momentos mucho mejores en su país (“Alegrías tuve para dar, no pienses que siempre fui así...”).

Y en ese sentido se desarrolla su último trabajo, Algo sucede (2015, ****), publicado hace escasas semanas. Una vuelta a sus raíces, con regreso al folclore y al acordeón en el primer single del disco, Ese camino, sin olvidar esa faceta más social e independiente en un disco ecléctico y que rezuma, quizá por el abandono de Sony, independencia por los cuatro costados.

Ídola

Algo sucede contiene temas excepcionales como Esperaba, con ese innegable toque argentino que la envuelve, Todo esta aquí, una oda a vivir el presente ante todo o la inspiradora balada, Dos Soledades.  En el epicentro de todas ellas encontramos Explosión, un brillante retrato de la terrible situación actual de violencia en México pero con su peculiar toque festivo como envoltorio de una temática sumamente dramática y hostil. Muchos la entonarán sin percatarse que antes del vigoroso estribillo la canción expone sin censura la ingente cantidad de asesinatos y secuestros que copan la realidad mexicana en los últimos tiempos.

Y esa es parte de la grandeza de esta mexicana que siempre estuvo ahí, en un inmerecido segundo plano, muy por debajo de su talento y sus posibilidades.

Fue un José o un Pedro, desapareció ayer, otro desaparecido, de calles y escuelas también, van cayendo sin rumbo (…) Juan afloró a una maría, a quien encontraron ayer, aquí termina su vida, nadie la defiende de ser nombre sin apellido...”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s