CRÓNICA | El concierto de “The Vaccines” en Razzmatazz, el triunfo del buen rollo

vaccines
Justin Young, líder de la banda

18/3/2016, Barcelona. Si hay algo que siempre ha desprendido The Vaccines ha sido buen rollo. No hay himno buenrollista proveniente del indie británico del 2010/2011 que supere la alegría contagiosa de Wreckin’Bar, el realismo trágico-cómico de Post Break-Up Sex o la entusiasta y redonda Nørgaard (“Amanda Nørgaard , Smaller tits and skinny framework”.)

Y la noche de ayer fue eso, música y puro entretenimiento. Arrancando el concierto gymkana con la brillante e irreverente Handsome (“Lonely, bored and bad. Thank God I’m handsome“), nada podía salir mal. Aunque algunos solo vieron esto, arrancaban entonces 90 minutos de alto nivel. Todo el repertorio sonó enérgico y sacudía la sala con rotundidad, desde los celebrados numerosos hits de su debut a los hits menores de sus últimos álbumes. Así, Dream Lover o Minimal Affection, funcionaban a la perfección entre temazos ya archiconocidos como If you wanna, Teenage Icon, Wetsuit o Ghost Town.

Mención especial para un No Hope (“Cause when you’re young and bored and 24, and don’t know who you are no more“) en acústico que sonó  realmente bien pese a los intentos de destrozarlo de las dos peores clases de personas vivas en un concierto: (i) la que quiere inmortalizarlo todo en su móvil para no verlo nunca más en vez de vivirlo (ii) las que  están en un concierto como en una verdulería. Actitud.

Verduleras que van a conciertos indies. Ese clásico.

No obviamos que los mejores momentos vinieron de la mano de sus mayores hits. No es fácil no rendirse al espíritu pop de The Vaccines en canciones tan icónicas como el Post Break-Up Sex que hizo que el público diera todo, o la brutal If You Wanna (“That’s what all the friends I do not like as much as you say“). Muestran su innegable influencia sobre un pop británico que volvió a brillar al principio de la segunda década del siglo XXI gracias, también, a grupos como el suyo.

The Vaccines

En conclusión, anoche Razzmatazz nos regaló la segunda noche de genial pop británico del año, tras el formidable paso de Foals. Si la música y los conciertos están hechos para disfrutarlos, ayer Justin Young y los suyos salieron por la puerta grande. Su primer disco se se titulaba ¿Qué esperabas de The Vaccines? La respuesta era clara, y sigue estando vigente y sonando fresca 5 años después. 8

Anuncios

Categorías:AGENDA / CRÓNICAS, MUSICEtiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s