“Cuanto te equivocaste” (Parte II) | Carta abierta al redactor que proclamó que Rihanna nunca volvería a tener otro #1

Nunca más volverá a tener un #1”, dijiste aquel año 2013. Fue el mismo año en el que “Splash! Famosos Al Agua” parecía arrasar en audiencias en su primera gala para posteriormente fracasar estrepitosamente en las siguientes al contrario que un “Gran Hermano 14” invicto en audiencias, con mi consiguiente abandono de ese hilo del Whatsapp dedicado a comentar el programa que era “un barco hundiéndose”. Tu confianza ya de por sí holgada estaba más inflada que nunca.

Fue meses después de que “Diamonds” alcanzase el #1 en Billboard en Diciembre del 2012. Esa canción de Sia cantado por Rihanna (¿no lo son todas?) que fue un pelotazo que aún sigue recordándose. Aseguraste que Rihanna, a pesar de haber cosechado por entonces 12 #1’s, ya nunca más volvería a tener otro. Lo juraste con una mano en el corazón y otra en el Fanbook “Girl Power!” de las Spice Girls. Es más, en una de las apuestas más arriesgadas que ha presenciado el ser humano desde que los fans de Britney Spears aseguraran que volvería de nuevo al escenario para repetir la actuación en aquella gala de los MTV Video Music Awards del 2007, apostastes que la de Barbados no lograría el primer puesto y si lo hacía, BAILARÍAS EL BAILE DE LA MANTEQUILLA y lo retransmitirías en streaming vía Periscope para todo el mundo (esto último puede que no lo dijeras porque hace 3 años no se había inventado aún el Periscope, aunque quien sabe, tú que inventaste los abrazos, bien podrías haber programado el Periscope e incluso Facebook antes que Zuckerberg).

Y a pesar de que ESE MISMO año tuvo otro #1 con su monstruosa colaboración con Eminem, The Monster, abogaste que no se debía contar como una canción de Rihanna puesto que solo cantaba el estribillo (la mejor y la parte más recordada de la canción) y a pesar de que sacó una versión sólo cantada por Rihanna y que oficialmente es una canción acreditada a la artista. Casi logras que declararan inocente a Rosario Porto buscando resquicios legales para que no se contase como #1 de Rihanna.

Bueno, vale. Nadie lo tuvo en cuenta. Al año siguiente Rihanna tuvo la oportunidad de callar bocas con un bochornoso dueto con Shakira (ésta SÍ que está desesperada por lograrlo) que se fraguó en un escueto #15. Y en el 2015 el redactor en cuestión se creció más (y eso que es el hombre más alto que conoce) al ver como todos los intentos por perpetar un comeback de la artista fumeta acababan en fracasos: FourFiveSeconds con Kanye West & Paul McCartney (#4, más le gustaría a cierta italoamericana payasa tener un “fracaso” así), “American Oxygen” (#78) y “Bitch Better Have My Money” (#15) cayeron tan mal a la piscina de la lista de éxitos como Falete. “Pues tendrá razón”, pensamos todos. “Una vez más, tengo razón”, pensó él mientras se dio un Me Gusta a una publicación suya deseándose un buen viaje.

Con lo que él no contaba es que Rihanna, como la Banca, siempre gana.

Work” ha logrado convertirse en el decimocuarto #1 de la artista de Barbados, y casi sin mover una pestaña (aunque moviendo muchísimo el trasero en el vídeo), puesto que lo ha logrado sin promocionar la canción ni interpretarla en ningún sitio (como hizo con sus anteriores intentos de comeback), ni con apoyo de las radios Pop, ni con el apoyo de los cuñados de los redactores, ni con el apoyo de un videoclip (“Work” ha sido #1 ANTES de estrenarse el vídeoclip que glorifica sus pezones).

¿Cómo ha logrado Rihanna callarle las bocas a todos esos Little Monsters, Directioners, Swifters, Ruthlorenzers, Chenoistas, Pangeas y comunistas que negaron durante 3 años el poder de la artista femenina con más éxito en singles de los últimos tiempos?.

Estos son los argumentos que esgrimen los “haters”:

  • Todo lo que saca esta chica es #1. Se tira un pedo y es #1”.
    ERROR. Ya hemos visto como ha sacado otras canciones después de su último #1 en 2013 y no ha logrado ser #1 a pesar de que muchas de esas canciones sonaban peor que un pedo.
  • Soy muy caritativa, regalo #1's a pobres indigentes
    Soy muy caritativa, regalo #1’s a pobres indigentes

    Claro, se tiene que juntar con Drake para conseguir un #1”.
    ERROR. Los dos únicos #1’s del rapero canadiense han sido precisamente colaboraciones CON Rihanna: “What’s My Name?” (2010) y ahora “Work”. Es más, el cantante de “Hotline Bling” ha admitido que sin Rihanna no tendría #1’s.

  • “No tiene competencia”.
    ERROR. Ese es un argumento que serviría para cualquier otra canción que no sea “Work”. Por ejemplo, ¿tendría que haber sido “All I Ask” de Adele #1 la misma semana que lo interpretó en los Grammy y en Ellen?. ¿No tiene la misma competencia que “Work”?. Con esa misma excusa “La vida sólo es una” de María Isabel ya debería ser #1 en Billboard y en Canal Fiesta y en todo y no debería estar obligando a sus fans que le hagan #1.

A Rihanna solo le ha bastado un estribillo pegadizo y demoledor que una vez en la cabeza ya no sale de ahí (“Work work work work work work”) en un idioma incomprensible (ya no le hace falta ni tener una buena pronunciación para petarlo, lo que hubiese dado Rosa de España…)

y convertir ese estribillo en viral en los vídeos de Vine y despertar dentro de los oyentes el fulgor interno que estaba dormido, la pasión por la música popular que ha hecho que la artista de Barbados sea la Madonna de nuestra generación, en cuanto a hits incontestables.

Porque Rihanna es como Lola Flores, ni canta bien, ni baila bien ni escribe sus canciones, pero nadie se la quiere perder y todo el mundo quiere tener su último rompepistas dentro de su iPod para darlo todo en el pasillo del transbordo del metro de Paseo de Gracia mientras pierdes dos años de tu vida recorriéndolo.

En conclusión, 11 años después de iniciar su carrera y ser catalogada como una “one-hit wonder” de cajón, Rihanna sigue cosechando #1’s mirando por encima de los hombros a las demás divorras muertas de hambre y callando bocas a los que dicen con mucha dignidad que éste será su último #1, toda la dignidad que se pueda tener cuando regalas porquerías del Tiger a tu Amigo Invisible. Porque no nos cabe ninguna duda, y esto lo decimos en verdad con mucha tristeza, que acabará superando a Mariah Carey, a los Beatles y a Jesucristo si hace falta. Porque Rihanna tiene algo especial que hace que aunque no te guste su último single, TE ACABARÁ GUSTANDO, oh sí, y lo sabes.

Cuánto te equivocaste, Little Monster. Cuánto”.

Anuncios

Categorías:#NOENTIENDOTUPELOEtiquetas: , , , , , ,

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s