“STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA” | El renacer de una saga | Humor | Crítica CON SPOILERS

Si hay dos cosas que el ciudadano medio no ha podido evitar estas Navidades ni escondiéndose debajo de una piedra han sido: el villancico de “All I Want For Christmas Is You” de Mariah Carey y el bombardeo sin tregua de spoilers de “Star Wars – Episodio VII: El Despertar de la Fuerza”. Ah, y a Albert Rivera en cualquier programa de televisión. Así que, felicidades, si estás leyendo esto es que por fin has podido ver el regreso de la saga creada hace 38 años por George Lucas.


¡¡ALERTA DE SPOILERS!! Estáis avisados.

Por fin tú y yo podemos hablar de lo que es el spoiler más grande e impactante de los últimos 16 años (porque, lo siento, pero el Bruce Willis estaba muerto desde el principio de la peli” se lleva la palma en la historia de los spoilers… aunque el Toño le estaba timando a Belén Esteban desde el principio” también le va a la zaga):

¿¿¿¿¡¡¡¡¡HAN SOLO MUERE!!!!!????

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

Cuánto daño ha hecho “Juego de Tronos”.

Se han cargado al personaje más carismático de la saga y al actor más famoso de todos los que salen en la primera parte de la nueva trilogía. Un Ned Stark en toda regla. Esto con FrancoGeorge Lucas no pasaría.

Vale que seguramente esta innecesaria muerte habrá sido una cláusula de contrato impuesta por Harrison Ford, que aceptaría volver a “Star Wars”pero con la condición de hacer solo una peli e irse pa su casa con todos los millones debajo del brazo y disfrutar de su jubilación anticipada haciendo espaguetis caseros, y con esto nos referimos a su esposa Calista Flockhart. Si ya rodando esta peli casi se nos muere (y la única escena de acción que tiene es correr un poquito en una escena en que es perseguido por unos monstruos) la verdad es que no hubiese durado mucho en otros dos rodajes más. Pero aún así la muerte de este personaje clave en la historia del cine es igual de triste e innecesaria. Innecesaria, insistimos, porque su personaje deja un montón de lazos sin desatar (la relación con su hijo, con Leia, una eventual reunión del trío aventurero original Luke-Leia-Han).

Que bien podría haber matado al enchufado de J.J. Abrams, Gren Grunberg, ese gordito friki feliz que ha salido en todos los proyectos de su amiguísimo (“Felicity”, “Alias”, “Lost”, “Misión Imposible 3”, etc.).Es el Terelu americano.

En fin, dejando de lado lo que es LA escena de esta primera parte de la nueva trilogía que ha dirigido J.J. Abrams y el cabreo que se habrán cogido muchos, “El Despertar de la Fuerza” se ha estrenado por fin tras meses y meses y años de especulaciones.

Y la verdad es que va a decepcionar a poquita gente.

Es el “Star Wars” más fiel a “Star Wars” desde los Episodios IV-V-VI. De hecho podría considerarse a “El Despertar de la Fuerza” como un mash-up de las 3 primeras pelis: han reciclado una trama de aquí una trama de allá; J.J. (no confundir con su tocayo Vázquez) ha recreado la estética y técnica de la primera parte de la saga; los nuevos personajes están basados en los de siempre y además vuelven a aparecer los mismos personajes de antes; John Williams vuelve a poner la mítica música de siempre y nos quedamos al final con la sensación de que esto sí que es una continuación digna de “Star Wars”quitándonos el mal sabor de boca que nos dejó las aventuras de Anakin Skywalker hace una década.

“El Despertar de la Fuerza” es a “Star Wars” lo que “Jurassic World” es a “Jurassic Park”. El reboot y la nostalgia mezclada con un buen hacer, amor al producto original y respeto a los fans. Porque hay otros ejemplos que son un cuadro.

(*Por cierto, lástima que otro ejemplo tan bien hecho de reboot nostálgico como fue “Scream 4” pasara tan inadvertido. INJUSTICIA).

Es cierto que quitándole el efecto-nostálgico de los múltiples guiños y homenajes a las pelis antiguas y los personajes de siempre tan queridos, nos hubiéramos encontrado con una peli con un formalismo poco original y un contenido predecible y bastante correcto. Pero otra cosa nueva y diferente hubiese provocado el hundimiento total de la saga como casi lo consigue “La Amenaza Fantasma”. J.J. Abrams aprendió a no cometer los mismos errores que Lucas y a jugar con el respeto al formato y al contenido original de la saga y a los fans de la serie (salvo esa muerte innecesaria que Lucas jamás de los jamases hubiese permitido).

Técnicamente no se le puede reprochar nada negativo, está todo dónde tiene que estar. Pero tampoco se le puede resaltar de modo muy positivo, es decir:
– No hay innovación ni en el tema de la dirección (look muy “Una Nueva Esperanza” con algún toque de la casa made in J.J. Abrams);
– ni en los efectos especiales (están tan bien como pueden estar un mundo creado con 200 millones de dólares… pero si algo tenía George Lucas es que era un innovador de los efectos creador por ordenador y en la creación desde cero de nuevos personajes, criaturas, naves y mundos… algo de lo que ha pecado J.J. Abrams: dos ejemplos muy claros son ese intento de Yoda que es Maz Kanata, la criatura CGI a la que ha puesto sus muecas la ganadora de un Oscar Lupita Nyongo’o (para lo que ha quedado) que no impacta ni crea ningún interés; y el supervillano a la sombra el Líder Supremo Pablo IglesiasSnoke, con capturas de movimientos por parte del sempiterno actor digital Andy Serkis, que no induce miedo alguno. El único nuevo personaje alien/robot que nos queda en la memoria es el droide BB8, que no deja de ser Wall-E. Pero al menos no es Jar Jar Binks (mira, sólo de escribir su nombre ya se me sube la bilis).
– ni en la Banda Sonora Original que ha vuelto a musicalizar el maestro John Williams (sí, aún vive). Que salvo los temas de siempre tan conocidos por todos que nos pone los vellos de punta no hay ningún tema nuevo que vaya a convertirse un clásico como los anteriores.
– ni tampoco en el guión que, como ya se ha dicho, es un batiburrillo de las tres primeras pelis y los nuevos personajes son arquetipos de los clásicos Luke, Leia, Han, Darth Vader, etc.

Y aún así… funciona. Y mucho.

Porque recuerda mucho a “Star Wars”. Porque ha dado en el clavo de cómo no cagarla con “Star Wars” a pesar de no conseguir revolucionar la saga ni el mundo del cine.

Y porque al fin y al cabo es una buena manera de atraer a nuevos fans contando de nuevo la misma historia pero adaptada a nuestros tiempos. Con mejores medios, carne fresca y toques del siglo XXI como la incorporación del feminismo (esa escena en la que Rey le aparta la mano a Finn tres veces porque ella es una mujer fuerte e independiente que no necesita ningún hombre que le ayude a escapar, es la Ana Pastor de la Galaxia Muy Lejana) y del photoshop digital (y aún así Carrie Fisher da mucha penita de lo vieja que sale en pantalla a pesar de tener casi la misma edad que Madonna).

“Leia, hueles a galletitas de jengibre y a comida para gatos”


Leia haciendo lo que más le gusta: viendo el “Sálvame Diario”.

Porque es una peli muy entretenida que casi no tiene momentos en los que dejarte bostezar, no se hace larga, los momentos nostálgicos DAN LA VIDA al espectador (la aparición de El Halcón Milenario, Han y Chewbacca, el reencuentro de Han y Leia, el casco de Darth Vader, la escena entre Han y su hijo Kylo Ren que tanto recuerda a la mítica escena de “Yo soy tu padre” o la aparición final de Luke Skywalker), y el nuevo cast funciona: la nueva protagonista de la saga, Rey, es el mejor descubrimiento de la peli: una Keira Knightley mejorada (se notan los genes de la senadora PadmeNatalie Portman-, carismática, lo hace muy bien y es uno de los mejores aciertos de casting de la historia, porque era muy difícil acertar con la actriz para este personaje (y claramente es la hija de Luke, vamos, no me jodas), el nuevo villano está conseguido, Kylo Ren, el hijo corrompido de Han y Leia, pero mucho mejor con casco que cuando se lo quita y tiene el rostro del raruno Adam Driver (el que le hace guarradas a Lena Dunham en “Girls”) cuya gran cabeza ocupa toda la pantalla (aunque, reconozcámoslo, ni Darth Vader ni hostias, el villano más molón, aunque estaba totalmente desdibujado como personaje, era Darth Maul, y eso es una creación de Lucas) y Finn (o cómo diría Carlos Boyero, “el negro que sale en la peli”) tiene buena química con Rey pero sale en todos los planos sudando.

En definitiva, un comeback de una de las sagas más populares de la historia del cine muy digna, nostálgica, entretenida y disfrutable, que como película en sí no es una joya y ni siquiera es oscarizable, pero como continuación de “Star Wars” es un gran acierto y un buen encauzamiento de la saga tras los pasos fallidos de Lucas.

NOTA MEDIA: 74/100

Anuncios

2 comentarios en ““STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA” | El renacer de una saga | Humor | Crítica CON SPOILERS

  1. Muy completa tu crítica. En cuanto al spoiler… a mí esa muerte no me parece tan innecesaria, lleva al villano a un punto de no retorno, ahí es cuando empieza su transformación para llegar a ser como Darth Vader, o eso espero. La muerte también consigue que te levantes del asiento, vamos que impresiona y cabrea, como pasa con Juego de Tronos y por eso nos gusta tanto esa serie.

  2. Pingback: NETP OSCARS 2016 | Las nominaciones de la redacción a lo mejor del año cinematográfico | No Entiendo Tu Pelo | Música, cine, verdaderas reinas del pop & alguna canción indie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s