Marte (The Martian) | Crítica | El spin-off de “Interestelar” y la hermana pequeña de “Gravity”

THE-MARTIAN
Marte (The Martian)

Nunca nos gastaremos suficiente dinero en salvar a Matt Damon. Esa parece ser la premisa fundamental de un Hollywood que ha alumbrado varias películas bajo esta premisa. Completando con el film de Ridley Scott, ya podríamos hacer una trilogía completa de esta temática, tras Salvar al Soldado Ryan e Interestelar.

No obstante, encajaremos Marte (The Martian) dentro de la trilogía espacial que se ha formado en los tres últimos años,  junto con Gravity e Interestelar, para formar unos de los trípticos cinematográficos  más interesantes del cine, situando al espacio exterior como escenario principal y alcanzando unas cuotas de notoriedad que no se lograban desde 2001: Odisea en el espacio.

No dudamos que ser la última en llegar ha perjudicado las expectativas de Marte, que poco tenía que hacer ante dos películas de la talla de las ya mencionadas. Sin embargo, a sabiendas de ello, es difícil despojarse de la sensación de que estamos ante una obra menor en comparación de las películas de Sandra BullockMatthew  McConaughey. Con ambas guarda numerosas reminiscencias (ese rescate a Matt Damon, esas escenas de astronautas en el espacio), que sin ser calcadas, recuerdan vivamente a escenas ya vistas anteriormente, que además, no logran, en ninguno de los dos casos, superar su brillantez.

Temáticamente, en el caso de The Martian, el personaje de Matt Damon, es dado por muerto tras una terrible tormenta en Marte durante una misión tripulada. Sin embargo, en realidad, sobrevivió y por ello, se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo, con pocos suministros y un ingente instinto de supervivencia que le hará luchar por sobrevivir hasta límites insospechados. De hecho, este instinto es tan exagerado que en algún momento roza lo paródico, con Damon plantando cientos de patatas en un huerto marciano mientras  escucha a Gloria Gaynor y hace “poses” para fotos, haciéndote dudar en algún momento de si está en Marte o en Chueca.

“Ses patates”

A su favor, algunos originales toques de forma, como el uso de música dance como BSO, o un epílogo más cercano a la comedia, le acaban de aportar la personalidad adicional (que necesitaba urgentemente).  Los actores están correctos, hacen su labor, pero sin que destaquen en ningún momento. Sorprendentemente, ni Jessica Chastain tiene un momento en el que gritar Oscar, como viene siendo habitual.

Pese a todo, y sumando un desarrollo previsible y una duración excesiva, The Martian no es una película fallida. Tiene a su favor la sólida dirección de Ridley Scott, el poder de la historia que cuenta y sobre todo, lo emblemático y épico de su propuesta, para hacer que el espectador salga de la sala con un buen sabor de boca.

cropped-untitled-5.jpg

NOTA MEDIA: 655 1000

Anuncios

Categorías:CINEMAEtiquetas: , , , , , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s