CRÍTICA | “Irrational Man” | Woody Allen regresa con una “Match Point” descafeinada, con un film “del montón (bueno)”

Irrational Man

  • Abe Lucas, profesor de filosofía, es un hombre atormentado desde el punto de vista afectivo, y además ha perdido la alegría de vivir.
    Poco después de llegar a la universidad de un pueblo, Abe comienza dos relaciones; una con Rita Richards, una colega en busca de compañía que espera olvidar con él su horrible matrimonio, y otra con Jill Pollard, su mejor estudiante, que se convertirá en su mejor amiga.
    Por una casualidad del destino, la vida de todos los personajes cambia cuando Abe y Jill sorprenden la conversación de un extranjero que les llama particularmente la atención.

Woody Allen vuelve, una vez más, puntual a su cita anual con los espectadores. De todos es sabido, que en esta frenética espiral creativa, es imposible mantener un nivel excelente. Todos lo sabemos e incluso él mismo lo sabe.

Allen sabe que uno de cada cinco de sus proyectos será una obra maestra. Uno será A Roma con Amor una basura. Y los otros tres, serán “del montón”. Y en el caso de Woody, no podemos negar que estamos hablando de un “montón indudablemente bueno”.

Irrational man pertenece a esta última categoría, a su clase media, obras cuidadas, disfrutables, pero que no están destinadas a trascender. Entretenida, suspicaz e inteligente, no puede evitar dejar la sensación de que estamos ante una Match Point descafeinada.

Pretenciosa en lo intelectual y éticamente perversa, Irrational Man recupera, acertadamente, al Woody Allen más negro y maquiavélico. De hecho, es el momento en el que el norteamericano deja de centrarse en la poco interesante crisis emocional de Joaquin Phoenix y su relación “paternosexual” con Big Eyes Emma Stone, para atajar de una curiosa manera el drama existencial del sentido de la vida y la cuestión moral de la justicia cuando la película comienza a ganar enteros.

Sublimes Phoenix & Stone

Con un final que recrea todavía más reminiscencias a Match Point, en el que la pelota de tenis es aquí una mini linterna, Irrational man no esconde su falta de pretensiones ni sus escasas intenciones de destacar en la extensa filmografía del prolífico director. El film se conforma con ser una pieza disfrutable, con un par de buenas ideas y algunas reflexiones interesantes, aderezadas con unos muy solventes Emma Stone y Joaquin Phoenix, que vuelve a demostrar aquí la enorme versatilidad de un actor que nos enamoró para siempre en Her.

cropped-untitled-5.jpg

NOTA MEDIA: 67 100

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s