CINE | Magical Girl | CRÍTICA |La (demasiado) incómoda y perturbadora obra con la que Vermut arrasó en San Sebastian

magical-girl
“Magical Girl”

Luis, interpretado por Luis Bermejo, es un profesor de literatura en paro que trata de hacer realidad el último deseo de su hija Alicia , una niña de 12 años que padece un cáncer terminal: tener el vestido oficial de la serie japonesa de dibujos animados “Mágical Girl Yukiko“. Con esa premisa, bajo la que uno podría esperarse una historia a caballo entre Camino (*****) y Noviembre Dulce (**), Carlos Vermut elabora una perversa cadena de acontecimientos que derivan en una película hipnótica, incómoda y perturbadora, dominada en todo momento por un sereno desequilibrio  que desagradará a muchos, pero que, incontestablemente, ha enganchado a muchos otros.

Así es como, Carlos Vermut, el nuevo niño mimado del cine español, arrasó en el reciente Festival de San Sebastian, llevándose a casa el premio de mejor película y del de mejor director, además de conseguir el beneplácito de la crítica. No estamos ante una película hecha para el gran público, ya que entendemos que es una película muy adecuada para la prensa especializada, para el cinéfilo, por como juega con el espectador y por como le lleva por terrenos poco transitados. Sin embargo, no ha sido esa la reacción de la redacción, ni mucho menos.

Y es que encontramos aquí un film que busca ser perturbador en todo momento, hasta el exceso. Hay un momento en cierto punto de la película en el que ya entiendes a que está jugando Vermut, y puedes seguir el juego o no seguirlo; y  aunque Magical Girl está sólidamente dirigida y tiene unas interpretaciones a las que no se le puede objetar nada, en nuestro caso no lo seguimos.

Lucía Pollán en la escabrosa (y previsible) escena final

No entramos en su juego, en su ejercicio elaboradamente enfermizo, en el que la escala de acontecimientos se nos tornó artificial y previsible. Sabíamos por donde quería ir el director. Directamente a perturbarnos. Y no nos pareció un juego tan inteligente, como a priori, pudiera parecer. Fue fácil no dejarse llevar por el mismo y no aceptar la premisa planteada por Vermut. (SPOILER ALERT) Sabíamos que había decidido saltarse límites y recorrer un camino peligroso y turbulento y es que… ¿Hay algo más perturbador, y a la vez, manipulador, que asesinar a sangre fría a una niña enferma terminal que lleva puesto el vestido que constituía su último deseo antes de morir?

Habrá convencido a muchos críticos y arrasados en San Sebastián, pero no a nosotros. No por arriesgada, no por perturbadora, no por jugar con el espectador y saltarse algunos límites estamos ante una obra maestra. Loreak siempre fue la mejor opción.

cropped-untitled-5.jpgNOTA MEDIA: 49 / 100

LO MEJOR: La dirección y las interpretaciones.

LO PEOR: Entendimos su juego y no lo aceptamos. Vimos enseguida donde quería llevarnos y no nos gustó.

Anuncios

Categorías:CINEMAEtiquetas: , , ,

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s