CRÓNICA | 62 Festival de San Sebastian | El certamen de Carlos Vermut y su “Magical Girl”

Desktop23La redacción llegó a esa ciudad mágica que es San Sebastián a la misma vez que Denzel Washington, que presentaba The Equalizer y fue de las primeras personalidades que vimos en un ecléctico Festival por el que pasaron, entre otros muchos Jessica Chastain, Benicio del Toro, José Coronado, Carmen Machi, Sergi López, Ricardo Darín, Pedro Almodóvar, Leonardo Sbaraglia, Vigo Mortensen, Orlando Bloom  o Nikoaj Coster-Waldau. Casi nada.

Denzel recogiendo el Premio en Donostia

Nuestro festival nacional favorito por excelencia ha cerrado este fin de semana las puertas de su edición número 62 y lo ha hecho con un claro ganador: Carlos Vermut, que ha conseguido la difícil tarea de alzarse con la Concha de Oro y con el premio a la mejor dirección, gracias a su Magical Girl.

Tráiler - Magical Girl

Del resto de premiados, destacamos la encomiable labor que desarrolla Paprika Steen en Silent heart, que se ha visto compensada, muy justamente, con la Concha de plata a mejor interpretación femenina y la meritoria fotografía de La isla mínima, que se ha visto compensada con su correspondiente galardón. Echamos de menos un reconocimiento a la pequeña joya vasca que es Loreak, de Jon Garaño y José Mari Goenaga, primera película rodada en euskera que compite en la Sección Oficial del Festival y que, pese a encandilar a la crítica y al público, se fue a casa de vacío.

Os dejamos con el palmares completo y los comentarios de algunas de las películas que la redacción vio en el Festival.

Concha de Oro: ‘Magical Girl’ de Carlos Vermut (España-Francia).
Premio especial del jurado: ‘Vie sauvage’ de Cédric Kahn (Francia).
Mejor dirección: Carlos Vermut por ‘Magical Girl’ (España).
Concha de Plata a la mejor interpretación masculina: Javier Gutiérrez por ‘La isla mínima’ (España).
Concha de Plata a la mejor interpretación femenina: Paprika Steen por ‘Silent heart’ (Dinamarca).
Mejor guión: ‘La entrega’, de Dennis Lehane (Estados Unidos).
Mejor fotografía: ‘La isla mínima’, de Alex Catalán (España).

Las películas del Festival

“The Drop”

“The Drop” se presentaba a la Sección Oficial del Festival de San Sebastían con dos importantes reclamos. Primero, el guión de Dennis Lehane, autor de las novelas en las que se basaban “Mystic River”, “Gone Baby Gone” y “Shutter Island”, y segundo, la participación de James Gandolfini en su último papel para el cine. Una publicidad que funciona, pero que tiene que ir acompañada de algo más. Afortunadamente, “The Drop” tiene ese algo más: gracias al buen hacer del director y al giro final de la historia (un giro tan imprevisible como por otro lado esperado, ya que se anunciaba a bombo y platillo en el trailer), este thriller sobre una red de transacciones ilegales entre mafias en los bares de Brooklyn logra el objetivo final de todo film de intriga.

cropped-untitled-5.jpg

Lo mejor: La dirección de Michael R. Roskam y el buen trabajo de su protagonista Tom Hardy.
Lo peor: Convence, pero le falta personalidad y una historia más original para diferenciarse dentro de su género.

Nota: 68/100

“La Isla Mínima”

Una vez vista la película, nos ha costado un poco entender el fervor crítico exaltado que ha despertado en numerosos medios. Estamos ante un correcto, correctísimo thriller, perfectamente ejecutado por Daniel Monzón y con una ambientación y una fotografía brutales (que han sido premiados convenientemente por el Festival), que te transporta por momentos a la sociedad española tardofranquista y al sentimiento de estar ante una producción norteamericana (aclaración: con las implicaciones presupuestarias que ello representa), con esos planos aéreos y esa atmósfera tan austera y árida, tan True Detective, lograda por “La isla mínima” . Sin embargo, la intachable corrección formal de la película no va de la mano de una historia a la altura. Y es que donde más flojea el film es, precisamente, en lo previsible de su trama: el intento excesivo de ocultar la personalidad de un “asesino” que luego no tiene ninguna trascendencia, la obvia intuición de por donde van los tiros desde la primera aparición de los folletos ofreciendo “trabajo”, etc.

La impecable labor del dúo protagonista, unos solventes Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez -al que, sin embargo, no hubiéramos premiado con el máximo reconocimiento-, ayudan a redondear la perfección formal de la cinta, en la que el machismo, los últimos coletazos del franquismo y el peso y las consecuencias de las barbaries que sucedieron durante el mismo forman la parte más interesante de la película.

El ambiguo final, que no acaba de delimitar la figura de Javier Gutiérrez, que juega con la ambigüedad y evoca la amnistía que reinó en los años que precedieron a la dictadura y que permitió al país continuar en paz es, aunque deje a mucha gente con un incierto y amargo sabor de boca, lo mejor de “La isla mínima“.

cropped-untitled-5.jpg

Lo mejor: La fotografía, la lograda ambientación y atmósfera. El ambiguo final.
Lo peor: Algún giro o estructura menos lineal, que dejara espacio para la sorpresa al espectador.

Nota: 66 / 100

“Silent Heart”

“Tres generaciones de una familia se reúnen un fin de semana. Las hermanas, Sanne y Hedidi, han aceptado que su madre, enferma terminal, desee poner fin a su vida antes de que su estado empeore. Pero según transcurre el fin de semana, la decisión de la madre resulta cada vez más difícil de aceptar y viejos conflictos salen a la superficie.” Este es el planteamiento inicial de, junto a “A Second Chance“, la película más dura del festival.

Y es que en un entorno aislado, hostil y cargado de resentimientos, las distintas y enfrentadas personalidades de una familia tendrán que pasar el último y “perfecto” fin de semana antes de que su madre se quite la vida. Sombría y dolorosa, la película mantiene un tono delicado sin caer excesivamente en la sensiblería gracias a personajes secundarios (el novio de la hija menor) y gracias a escenas tan magistrales como el momento en que deciden fumar un cigarro de marihuana como una actividad familiar y que podríamos considerar como el epicentro de la película y la escena que mejor funciona. Por el humor que desprende, por lo entrañable que resulta, por lo notablemente bien que la resuelven los actores -esa merecida Concha de plata para Paprika Steen –  y porque condensa el sentir de los personajes y del debate central de la película acerca de la eutanasia (¿Cómo va a suicidarse el día después si todavía habría tiempo para momentos tan impagables como ese para disfrutar juntos?) .

Estamos ante un verosímil y dura película, que no dejará indiferente a nadie y que podrá provocar cientos de debates acerca del comportamiento de los personajes y de la decisión de la madre en sí. Y que muestre todas esas perspectivas, sin tornarse moralista ni juzgar a nadie, es parte de la grandeza del film, que sin algún exceso innecesario del guión (básicamente, la trama extra marital permitida), hubiera tenido todavía más nota.

cropped-untitled-5.jpg

Lo mejor: La escena de la marihuana. Magistral.
Lo peor: Algunos excesos del guión en la última parte de la película, que pueden restar credibilidad al conjunto y hacerla parecer más manipuladora de lo que pretende.

Nota: 70 / 100.

“Loreak” (Flores)

Una pequeña joya vasca. La única película en vasco de la historia del Festival en la Sección Oficial. Con un planteamiento e historia de lo más sencillo, Loreak y sus solitarias y desnortadas protagonistas, llega al corazón. Loreak cuenta la historia de Ane, cuya vida da un giro cuando, semana tras semana, comienza a recibir un ramo de flores en su casa. Siempre a la misma hora. Y siempre de manera anónima. La vida de Lourdes y Tere también se ve afectada por unas misteriosas flores. Un desconocido deposita semanalmente un ramo en memoria de alguien que fue importante en sus vidas. La historia de tres mujeres y tres vidas alteradas por la mera presencia de unos ramos de flores. Nada más que flores.

Con unas austeras pero impecables actuaciones, la historia del film acaba adentrándose dentro del espectador, y haciéndole participe de sus vidas, hasta llegar al clímax (esa espectacular escena de las dos mujeres, tan conocidas y tan desconocidas a la vez). Estamos ante una película sobre la soledad y el olvido, que muestra lo fácil que es alterar la vida de una persona cuando está en un momento débil de su vida y sobre como cada uno se enfrenta a la muerte de un ser querido de maneras diferentes, ni mejores ni peores.  Básicamente, diferentes.

Loreak, dirigida por Jon Garaño y José Mari Goenaga, fue aplaudida por público y crítica y reivindicamos por aquí que sucesivos certámenes críticos y de premios y festivales le den próximamente el reconocimiento que merece esta obra vasca,  tremendamente vasca, en cada fotograma.

cropped-untitled-5.jpg

Lo mejor: La sencillez y efectividad de su propuesta.
Lo peor: Que el hecho de que esté íntegramente rodada en vasco y sea una obra tan pequeña puedan dificultar su exportación al resto de España.

Nota: 74 / 100.

“A Chance Til” (A Second Chance)

¿Es todo el cine que sale de Dinamarca tan trágico y angustioso como se ha visto en el Festival de San Sebastián de este año? Esa fue la pregunta de un periodista en la rueda de prensa tras el visionado de “En Chance Til (A Second Chance)”. Y es que el nuevo film de Susanne Bier y “A Silent Heart”, la otra representante danesa en la Sección Oficial, tienen importantes puntos en común: Ambas películas se caracterizan por su desbordante carga dramática y por el demoledor dilema que plantean. Diferente en cada caso, pero demoledor al fin y al cabo.

Como en la aclamada y multipremiada “A Better World”, las relaciones familiares son las protagonistas de la película de Bier, concretamente, el lazo entre un padre y su hijo. ¿Hay segundas oportunidades para todos? Con ese planteamiento, la directora nos presenta la historia de dos padres, aparentemente perfectos, que pierden a su bebe de pocos meses, y que intentarán hacer justicia intercambiándolo con el hijo totalmente desatendido de dos drogadictos. Y por muy irresponsable y poco ético que parezca, resulta inevitable no ponerse en su lugar y entender, aunque sea por solo un instante, su actuación. Y en gran parte, es uno de los méritos de la película, conseguir plantear el debate moral de lo que aquí sucede sin excederse en juzgarlos moralmente (a diferencia de lo que hizo el actor Nikolaj Coster-Waldau en la rueda de prensa), si bien, en la resolución de la película puedan leerse varias de las premisas morales defendidas por el equipo posteriormente.

cropped-untitled-5.jpg

Lo mejor: El poder de su historia.
Lo peor: Que al final acabe prevaleciendo el afán moralista de su directora en contraposición a la historia contada.

Nota: 72 / 100.

“La desaparición de Eleanor Rigby”

Estamos ante una de las películas que con más fervor esperábamos del Festival. Tal vez por la temática, tal vez por la sola presencia de Jessica Chastain o por la intervención de los Weinstein, y sin embargo, se ha convertido en una de las mayores decepciones. Con un ritmo decadente y un montaje torpe (la historia inicial estaba destinada a reproducirse en varias películas que tomaran los diferentes puntos de vista de la relación y juntarlas en una puede haber mermado el resultado final).

Una gran historia sobre la pérdida (temática recurrente en este 62 Festival de San Sebastián), queda reducida a una historia pequeña sobre una pareja, en la que no acabas de empatizar con las partes ni adentrarte del todo en la triste historia de Eleanor. Quizá, un montaje nuevo y una manera diferente de efectuar la película acabarían desembocando en un gran film, que cuenta en la presencia de Chastain, su mejor baza. Tal y como la vimos nosotros, se quedó en una indiferente tierra de nadie que hará que pase desapercibido y desaproveche su enorme potencial.

cropped-untitled-5.jpg

Lo mejor:  Jessica Chastain, como era previsible.
Lo peor:  El montaje y la sensación de que se ha desaprovechado una gran película.

Nota: 53 / 100.

Anuncios

Categorías:CINEMAEtiquetas: , , , , , ,

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s