CRÍTICA | “Boyhood (Momentos de una vida)”| El encomiable talento de Linklater al convertir lo cotidiano en una película única

boyhood-poster
Boyhood“, una de las películas del año

Llevamos varios años oyendo hablar de Boyhood, esa película rodada durante más de 12 años en la que se sigue, en tiempo real, la evolución de la infancia a la madurez del protagonista, Manson, desde los 6 años con los que comienza el film hasta su primer día de universidad.

El espectador, acompañará, durante casi tres horas, al protagonista y a su familia durante todos esos años en una película que no busca contar acontecimientos extraordinarios, si no hablar de la vida y retratarla en todo su esplendor y cotidianidad (y es que no es la adolescencia de Manson, salvo algún episodio concreto, una historia que evoque por si misma una película de tal envergadura).

La espectacular evolución de Ellar Coltrane

El líder de este proyecto no es otro que el visionario y “atemporal” Richad Linkater, el responsable de la magistral trilogía Antes del amanecer / atardecer / anochecer,  hecho que, unido a expectativas generadas durante años y al recorrido crítico espectacular que ha tenido la película, elevaba las expectativas a límites poco sostenibles y que, en la redacción, han jugado en su contra.

¿Son inmerecidas tantas adulaciones críticas? La respuesta es no. Pero tampoco estamos ante la película “perfecta” y exenta carencias que esperábamos, si bien, la grandilocuencia de su propuesta (esta vez, en el sentido positivo de la palabra) y la grandeza y espectacularidad del método de rodaje juegan totalmente a su favor, ya que como espectador, no dejas de tenerlo presente en todo momento.

Los actores resultan solventes y creíbles; y con el paso del tiempo a su favor, no hay un solo “pero” que hacer a la labor del plantel principal, incluyendo a unos estupendos Ethan Hawke y Patricia Arquette y a la del papel protagonista, Ellar Coltrane, una de las elecciones más complejas y arriesgadas del cine del siglo XXI por las características del film.

“But I’m a kid like everyone else…” 

El absoluto realismo y su peculiar costumbrismo son el ADN de Boyhood. Desdibuja la frontera entre el cine y la vida real, elemento que juega tanto a su favor, como en algún momento, en su contra. Quizá, algún elemento emotivo adicional, que ayudara a conectar emocionalmente un poco más con los protagonistas hubiera sido acertado. El seguimiento de sus vidas durante 12 años no implica necesariamente una  conexión con unos personajes que en los momentos más dramáticos de la película pueden mostrarse algo fríos en sus reacciones ante los hechos que van sucediendo. Estamos hablando de una ficción, con lo que, en la recolección de los diferentes episodios de sus vidas y de los vaivenes emocionales que la forman, podrían haberse incluido elementos que facilitaran esa “conexión” con el espectador y hicieran a la película un poco menos “fría” y un poco menos documental sobre el inexorable paso del tiempo y de la vida (sin bien se agradece que una película de estas características evite incurrir en sentimentalismo gratuitos e innecesarios).

Destaca la brillante contextualización de la cinta, llamando la atención los elementos pop escogidos en cada momento para denotar el momento en el que se sitúa la acción en las diversas escenas de la vida de Manson (desde Britney Spears a Lady Gaga, pasando por Harry Potter o la saga Crepúsculo). Mención especial para el tema más importante de la película, Hero, de Family of the year, una de las mejores canciones de los últimos años y un elemento que dignifica aún más Boyhood durante los 50 segundos en los que aparece, en los que la retrata y la condensa, momento que hubiera sido perfecto para cerrar el metraje (frente a unos cinco minutos adicionales en la universidad que, sencillamente, resultan bruscos e innecesarios).

En conclusión, estamos ante una película que tiene la mayor de sus grandezas en ser realmente única, en no parecerse a nada de lo que se ha hecho antes y solamente, por eso, ya merece el aplauso. Si bien, no es la obra maestra que cambie nuestras vidas que esperábamos, no negaremos por ello que estamos, de principio a fin, ante una gran película, valiente y digna de admirar.

cropped-untitled-5.jpgNOTA MEDIA: 72 / 100

LO MEJOR: La grandeza de su propuesta.

LO PEOR: La duración. Entendemos que 12 años no se pueden condensar en una hora y media pero algunos minutos de menos (las escenas universitarias), podrían haber jugado en su favor.

Anuncios

Categorías:CINEMAEtiquetas: , , , , , , , ,

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s