El momento que todos esperábamos ya está aquí: Justin Bieber está oficialmente ACABADO | NEXT

E
NEXT

Todos los que fuimos testigos del fenómeno Justin Bieber, supimos que tarde o temprano, esas quinceañeras que le compraban todo y le seguían como si fuera el nuevo mesías, acabarían creciendo y pasando a algo más “decente”. Y así ha sido, ni más ni menos. Al cantante le crecen los enanos. Las muestras, numerosas e innegables, de que está acabado, no paran de surgir por todos lados: campañas mediáticas de exbelievers contra él, fracaso absoluto de su último trabajo discográfico, desastre en taquilla de su última película, detenciones, polémicas, acusaciones de racismo, etc. E Incluso es probable que la diminuta believer que habita nuestra redacción no incluya, por primera vez en la historia, ninguna canción del canadiense en su próximo Ipod, número 822 (y a lo mejor, ni lo tenga en su Ipod actual, aunque no tiene mérito porque es robado #shewantsheripodback).

“Es cierto, no vendo una gamba”

Las antiguas believers parecen centrarse ahora en superar su adicción a las drogas en comprar CDs de Ed Sheeran o Pharrel Williams y renegar de cualquier oscuro pasado believer, organizando incluso campañas de desprestigio en su contra (Miles de ex-believers se juntaron para crear un impero de ropa Zara who-?), cartas de niñas en las que les explican su decepción con él y que se vuelven virales, etc. Lo mejor son las joyitas que esconde cada campaña anti Bieber: “Eres malo Justin, nosotras incluso te defendimos al decir que no eres gay cuando salieron esas fotos besándote con tu guardaespaldas“. Justin, Whitney Houston sólo hubo una, deberías saberlo.

“And I will always love you”

A la espantada de Believers se suma el fracaso estrepitoso de su última película, que recaudó una 10% parte de lo que recaudó la anterior y lo más importante, el fracaso sin paliativos de Journals, su último trabajo discográfico, en todos los mercados importantes (y no importantes). Ni siquiera consiguió colarse en el Top 40 de Reino Unido. FAIL. Todo ello le llevó a anunciar una falsa retirada que minó más su credibilidad.

Por si todo esto fuera poco, Bieber, visiblemente desatada desde hace unos meses, no ha parado de encadenar escándalos. Drogas, detenciones por carreras ilegales, bromas de contenido racista y la foto, ya icónica, de Justin detenido. El cantante ha pedido ayuda incluso a Pablo Iglesias para mejorar su imagen, pero este la ha denegado por considerarle de la casta.

“Justin… Por favor…”

Quizá Justin es, simplemente, un juguete roto anunciado, víctima, como tantos otros, de convertirse en target de un público tan jugoso como es el infantil / pre-adolescente, pero que acaba creciendo y pasando a otra cosa más decente. Esta suerte de Joselito del siglo XXI siempre fue el hazmerreír de los adultos. El problema, es que ahora también lo es de las (Ex) Believers. Siempre le quedará Supervivientes.

Y no es el primero ni será el último. Como a todos aquellos que de pequeños fuimos fans de fenómenos destinados al mismo público, como las Spice Girls, que antes considerábamos como el mejor grupo femenino de los 90, y hoy, ya crecidos, consideramos como mejor grupo femenino de la historia. CRITERIO. COHERENCIA. MADUREZ MUSICAL.

TALENTO REAL
Anuncios

Categorías:MUSICEtiquetas: , , , ,

6 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s