8 apellidos vascos| Carmina y amén | CRÍTICAS | Los atípicos fenómenos del cine español reciente

Desktop21
Un año de oro en el cine español

Dos fenómenos, de inusual taquilla y de atípica nacionalidad: española. Con 8 apellidos vascos batiendo récords (superando su recaudación semana a semana y con más de 16 millones en sus arcas, ya es la película rodada en español más taquillera de la historia, tras haber superado a éxitos como Mortadelo y Filemón o Torrente 2.

Un poco más tarde llegará Carmina y amén (Estreno en cines, 30 de abril) a la que también auguramos un buen recorrido crítico y de taquilla, tras el éxito mediático de la primera parte y el buen recibimiento que tuvo en el pasado Festival de Málaga.

8 Apellidos Vascos

¿Cuáles son las razones por las que una película que, a priori, podría parecer una comedia española del montón, se convierte en un fenómeno sin precedentes en este tipo de producciones nacionales? No hay duda de que son varios los factores que han contribuido a ello: la numerosa publicidad de Mediaset (que ayuda a entender el exitoso estreno pero no es suficiente para explicar unos ingresos crecientes semana a semana), la labor de los actores (mayoritariamente, un Dani Rovira, de moda y en estado de gracia, postulándose como un inminente talento a explotar al máximo en los próximos tiempos), la temática (por primera vez se sitúan en contextos cómicos e irreverentes la compleja situación política vasca, los tópicos nacionales y temas que nunca se habían tratado de esta manera en el cine autóctono –como la kale borroka, ETA, la independencia, etc.-) y sobre todo, lo más importante, es un espectacular boca-oreja que ha arrastrado a millones de espectadores a las salas cada semana.

¿Y qué pasa con la película? Que nadie espere El Padrino 2 ni una obra de Polanski: 8 apellidos vascos es lo que parece y no pretende otra cosa. Si vamos a ver una película de terror, queremos que nos asuste. Si vamos a ver un drama, queremos que nos emocione, y si vamos a ver una comedia, queremos reírnos y ahí es donde la película, cumple su cometido con creces y arrasa. Innumerables carcajadas se escuchan en cada sala en la que se proyecta la película de manera incontestable, y es que la labor de los actores (brillantísimo Rovira en todo momento) unida a la extraordinaria comicidad de las poco habituales escenas de enredo que plantea el guión (esa manifestación de la Kale Borroka, esa escena en el calabozo vasco, ese despertar en la casa del guardia civil).

En conclusión, que no es la mejor película del mundo, pues no, no lo es. Que es mucho mejor que muchas de las superproducciones estadounidenses que lideran la taquilla semana a semana sin crear controversia y sin que la gente se cuestione si lo merecen o no, también. Que producciones como esta son tan necesarias para tener una industria sólida como las películas de Aranoa, Coixet o Bollaín, también lo creemos.  Por tanto, nada que objetar al fenómeno “8 apellidos vascos”. Lo respetamos, lo aplaudimos y esperamos con ganas, “9 apellidos catalanes”.

 | “8 apellidos vascos”  | Nota 71 / 100

 


 

Carmina y amén

Probablemente, la película estrella del reciente  Festival de Málaga y la que se esperaba con mayor expectación. Carmina, la “hija” cinematográfica de Paco León, venía precedida por la buena acogida de la primera parte y la buena aceptación de su peculiar novedoso sistema de distribución, así como del innegable tirón mediático de la familia León, auspiciada por el irresistible carisma de hijo, hija  y madre. Paco León, ha demostrado ser todo un corredor de fondo, ya que tras comienzos en sus peculiares imitaciones de Homo Zapping, el cómico ha sabido labrarse un prometedor futuro como actor y cineasta. María León, ya demostró su talento en su espectacular papel en “La Voz Dormida” (*****) y ahora es el momento de que sea la matriarca la que demuestre toda su grandeza, de nuevo. Y lo hace, vaya si lo hace. Carmina Barrios está esplendida en un arrollador papel creado a su medida. Cada segundo de su personaje es oro.

La película se metió al público de Málaga en el bolsillo y no dudamos que hará lo mismo con el público español en su estreno en salas, llenando las salas de cine en todo el país. Continuista con su primera entrega, Carmina y Amén es sin embargo,  más amarga que la primera parte, perdiendo el carácter documentalista de la primera parte.

El personaje de Carmina robará inexorablemente el corazón de los espectadores, que estará repartido entre ella y  las secundarias de auténtico lujo que la compañan (impagable la escena de las señoras en el velatorio, con una espectacular Yolanda Ramos que se ha alzado con el premio a Mejor Actriz Secundaria – JUSTICIA- ).

Una pena que ésta parezca la última entrega de las aventuras de Carmina, un proyecto único y y verdaderamente singular en un industria como es la del cine español que precisa de muchos más experimentos como éste, arriesgados, valientes, de esos que le otorgan singularidad, credibilidad, notoriedad y como es el caso, éxito. Y si Torrente lleva cinco, Carmina debería tener 12. Larga vida a la familia León.

 | Nota “Carmina y Amén” | 79 / 100

Anuncios

4 respuestas a “8 apellidos vascos| Carmina y amén | CRÍTICAS | Los atípicos fenómenos del cine español reciente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s