Crónica y críticas | 17 Festival de Málaga, muestra incontestable del buen año que le espera al cine español. Y amén.

Recién llegados del Festival de Málaga, la primera conclusión es que el cine español remontará este año, sin lugar a dudas. Comercialmente, ya lo está haciendo (imparable el éxito de 8 apellidos vascos (***) con una inaudita subida de más del 60% con respecto al fin de semana anterior) y cualitativamente, el Festival de Málaga ha sido una muestra de que también lo hará.

NETP estuvo allí y pudo disfrutar del buen ambiente y de la gran calidad media de la selección oficial del certamen, que ha concluido con el siguiente palmares.

PREMIOS

– Biznaga de Oro al mejor largometraje: ‘10.000 kilómetros, de Carlos Marqués-Marcet | Podéis encontrar aquí reportaje especial de NETP sobre la ganadora 

– Biznaga de Plata Mejor Actor: Juan Diego por ‘Anochece en la India

– Biznaga de Plata Mejor Actriz: Natalia Tena por ‘10.000 kilómetros’ y Elena Anaya por‘Todos están muertos’

– Biznaga de Plata Mejor Actriz de Reparto: Yolanda Ramos por ‘Carmina y Amén’

– Biznaga de Plata Mejor Actor de Reparto ex aequo: Salva Reina y Hertor Medina por‘321 días en Michigan’

 Biznaga de Plata Premio especial del jurado: ‘Todos están muertos’, de Beatriz Sanchís

– Biznaga de Plata Premio del público: ‘321 días en Michigan’, de Enrique García

– Biznaga de Plata a la Mejor Fotografía: Nicolás Bolduc por ‘No Llores, Vuela’

– Biznaga de Plata al Mejor Guionista Novel: Carlos Marques-Marcet y Clara Roquetpor ‘10.000 kilómetros’

– Biznaga de Plata al Mejor Montaje: José Manuel García Moyano por ‘Anochece en la India’

***

Y os dejamos con nuestras crónicas y reviews de lo mejor del Festival, en orden de más a menos éxito en la redacción:

Carmina y Amén

Probablemente, la película estrella de este 17 Festival de Málaga y la que se esperaba con mayor expectación. Carmina, la “hija adoptiva” cinematográfica de Paco León venía precedida por la buena acogida de la primera parte y la buena aceptación de un peculiar  novedoso sistema de distribución, así como del innegable tirón mediático de la familia León, auspiciada por el irresistible carisma de hijo, hija  y madre. Paco León lo ha demostrado en una carrera de fondo que comenzó con sus peculiares imitaciones en Homo Zapping y que ha sabido labrarse un prometedor futuro como actor, cómico y cineasta. María León lo demostró en su espectacular papel en “La Voz Dormida” (*****) y ahora es el momento de que sea la matriarca la que demuestre toda su grandeza. Y lo hace, vaya si lo hace. Carmina Barrios está esplendida en un arrollador papel creado a su medida.

La película se metió al público de Málaga en el bolsillo y no dudamos que hará lo mismo con el público español en su estreno en salas, llenando de carcajadas cada sala de cine. Continuista con su primera entrega, Carmina y Amén es sin embargo,   más agridulce que la primera parte.

El personaje de Carmina robará inexorablemente el corazón de los espectadores, que estará repartido con unas secundarias de auténtico lujo (impagable la escena de las señoras en el velatorio, con una espectacular Yolanda Ramos que se ha alzado con el premio a Mejor Actriz Secundaria – JUSTICIA – ).

Una pena que esta parezca la última entrega de las aventuras de Carmina, un proyecto único en un industria como es la del cine español que precisa de muchos más experimentos como este, ya que son arriesgados pero le otorgan singularidad, credibilidad, notoriedad y como es el caso, éxito. Y si Torrente lleva cinco, Carmina debería tener 12. Larga vida a la familia León.

 | Nota “Carmina y Amén” | 79 / 100

No llores, vuela

“No llores, vuela”, es la película más internacional del año y la escogida para inaugurar la sección oficial del Festival de Málaga. Una película especial desde la primera a la última escena, con una dirección notable y en la que brillan las actuaciones de los pocos personajes que aparecen en ella, especialmente Jennifer Connelly. La película, una coproducción con Canadá, va desgranando su argumento poco a poco, utilizando evocadoras imágenes en la que su preciosista fotografía (justa merecedora del Premio a Mejor Fotografía del Festival, actúa casi como un personaje más). “No llores, vuela”, se revela como una extraña vertiente dentro del Festival de Málaga, que ha llegado para quedarse. Nos referimos a una corriente internacional, amplia, diferente e integradora, que ayudará a ampliar el espectro de un Festival cada vez más grande.

 | Nota “No llores, vuela” | 72 / 100

10.000 Kilómetros.

Ver crítica aquí

Kamikaze 

Aupada en taquilla por el enorme éxito de “8 apellidos vascos”, “Kamikaze” es otra muestra del buen momento del cine español. No es una obra maestra, pero se deja ver sin más. Con un planteamiento de lo más interesante (un terrorista obligado a convivir aislado con los pasajeros del avión contra el que va a atentar) tiene en  una mezcla de géneros poco habitual en el cine patrio (comedia, acción, drama) su mayor virtud y su principal defecto.

Con un final cercano a la parodia, pero conseguido técnicamente, Kamikaze es una película entretenida, de “buen corazón ” y hecha con muy buenas intenciones. El resultado, si bien irregular, deja un sabor más dulce que amargo. Las interpretaciones, solventes e inofensivas, ayudan a ello (esa Carmen Machi, ese Eduardo Blanco, ese Álex García interpretando en convincente ruso). Como dijo Leticia Dolera en la rueda posterior una “bonita película sobre como el odio puede convertirse en amor y amistad”. Y es eso, no mucho más. Y tampoco lo pretende.

 | Nota “Kamikaze | 67 / 100

A Escondidas

Estamos ante la sutil historia de Rafa, un niño español de 14 años e Ibrahim, un chico marroquí de la misma edad, pero con enormes problemas de integración en España. “A Escondidas”, dirigida por Mikel Rueda gana más por lo que no cuenta, que por lo que cuenta. En la película, vemos como estos dos jóvenes, que siente una atracción mutua, viven su “anormal” situación con inusual normalidad. A su vez, también refleja la situación social de jóvenes que están en la misma situación de Ibrahim, y la falta de normalidad en las relaciones homosexuales entre menores (una de las escenas más memorables de la película es ese compañero de Rafa musitando “no entiendo muy bien que estás haciendo pero me siento mal, ¿Puedo ayudarte en algo?“).

Nos alegramos de que el equipo haya podido sacar adelante una propuesta tan arriesgada (y difícil de sacar adelante desde un punto de vista comercial  y de financiación) como este “A Escondidos”. Destacamos su montaje rebelde, con el que el director buscaba transmitir la misma situación de desorientación que viven los personajes. Un montaje que va normalizándose poco a poco, a medida que los personajes van sintiéndose cómodos con su situación, con sus sentimientos.

Estamos ante una historia de amor vital, virginal, en la que el cariño de los personajes y la inocencia de sus sentimientos prima sobre cualquier otra cosa. No ofrecerá grandes momentos de pasión o sexo porque lo que busca contar es otra cosa, esos primeros sentimientos, esa primera desorientación. Esa Lorena.

 | Nota “A Escondidas |67 / 100

Los Fenómenos

Dirigida por Alfonso Zarauza y protagonizada por Lola Dueñas y Luis Tosar, esta muy gallega “Os Fenómenos” constituye todo un acercamiento a la crisis inmobiliaria que ha sufrido España en los últimos años  y situando su epicentro en Galicia, a la vez que entremezcla elementos de drama social (esos obreros trabajando sin contrato, esa precariedad laboral, el machismo en el puesto de trabajo…) y el drama pesonal de la protagonista. Quizá uno de los errores de la película es, precisamente ese, toca un poco varios palos y se queda a medias en casi todos. Aún así, este amargo retrato de la crisis español está dotado de una honestidad que dignifica al conjunto y que acaba convenciendo. Soberanamente realista, la película tiene escenas clave que retratan icónicamente muchas de las razones por las que el país está como está (esa protagonista comprándose un piso que no puede pagar, ese empresario repartiendo “suculentos” salarios en B, para posteriormente empezar a retrasar los pagos y finalmente, anulando la obra, y esa madre, aval del piso de la hija: “Este piso es lo único que tengo”).

Pinceladas tristes para una situación triste. Destacamos la labor de Lola Dueñas, como mujer adaptándose a un mundo de hombres y un correcto, como siempre, Luis Tosar, pese a lo desdibujado de su personaje.

 | Nota “Los Fenómenos | 60/ 100

Amor en su punto

Una comedia ligera. Muy, muy ligera, que cuenta con el plus de tener en su reparto a la siempre encantadora Leonor Watling. Dirigida por Teresa de Pelegri y Dominic Harari, rodada en inglés y coproducida con Irlanda, cuenta la historia de un popular escritor gastronómico irlandés y la  española que le inspira a guiarse por su corazón en lugar de su estómago. Protagonizada por Oliver Byrne, estamos ante una comedia irregular, que será olvidada por el espectador a los pocos minutos. La comedia, que cuenta con algunos momentos lúcidos (el final o la escena dramática en la que el hijo se da cuenta del cariño de su padre), no acaba, sin embargo, de convencer en el conjunto.

No podemos decir mucho más de ella. Agradable y inofensiva, Amor en su punto no le cambiará la vida a nadie, pero tampoco le hará pasar un mal rato.

 | Nota “Amor en su punto | 53 / 100

10.000 Noches en Ninguna parte

Sin duda, una de las mayores decepciones del Festival de Málaga es este largometraje de nuestro admirado Ramón Salazar (Piedras *****), que esperábamos ansiosamente desde hace tiempo y del que teníamos grandes expectativas. Aunque fuera de la sección oficial, la combinación Salazar, uno de los directores de culto más interesantes de la industria nacional y su unión con Najwa o Lola Dueñas, nos hacían presagiar lo mejor. Y no. Salazar firma aquí su peor película.

Melancólica y evocadora, 10.000 noches en ninguna parte se queda en tierra de nadie. A medio gas en su inusual propuesta. Ya nos indicó el director al comenzar la película que no intentáramos entenderla a los 15 minutos, pero sus intenciones exceden largamente ese minutaje y se alargan prácticamente toda la película, algo que provoca un desencuentro y desasosiego creciente a lo largo de la película, haciendo que el espectador acabe desconectando irremediablemente de su desarrollo para no volver a conectar en el resto de película.

En contraposición, no olvidaremos destacar la arrebatadora belleza de la película, así como de algunas de sus imágenes y escenas, momentos en los que volvemos a reconciliarnos con la labor de Salazar, un director necesario, pese a este tropiezo.

 | Nota “10.000 Noches en Ninguna parte | 42 / 100

Anuncios

2 respuestas a “Crónica y críticas | 17 Festival de Málaga, muestra incontestable del buen año que le espera al cine español. Y amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s