CINE | Crítica | Lo que aprendí viendo “The Bling Ring”, de Sofia Coppola

Generación Loewe
“Estar en Mercadona es superguay”

La versión española de “The Bling Ring”:

Sofia Coppola es, sin duda, una directora intensa, lo que viene a ser una artista indie, que no sigue modas, que va a su rollo, que le inspira cómo el agua se escurre por el sumidero de la ducha o, de repente, te deja con un plano de un chaval mirándose en una supuesta cam con cara de tonto y usa una luz verde ambiental en plan “Paranormal Activity”, pretendiendo que eso nos diga algo sobre este chico de la banda sobre la que versa esta película.

“Te pintaron pajaritos en el aire, te juraron falso amor y le creíste”

“The Bling Ring” (60% fresco en Rotten Tomatoes y 5,3 podrido en Filmaffinity) se basa en un artículo real que publicó Vanity Fair, revista de cabecera de Coppola, por eso de ser pija… por muy indie que quiera hacernos ver que es, hija de Francis Ford Coppola (“Apocalypse Now”, “El Padrino III” o “Drácula” de Bram Stoker), busca su hueco con películas como “Las Vírgenes Suicidas”, “Lost In Translation”, “María Antonieta” o “Somewhere”. En general, tramas que llaman la atención, personajes pintorescos, trailers interesantes, buenas campañas promocionales pero… al final, casi todas dejan una sensación de vacío, no marcan o dejan huella en el espectador, a excepción, quizás, de su ópera prima y “Lost In Translation” (esto lo dirá sobre todo Scarlett Johansson cuando, a principios de su carrera, tuvo que intimar con Bill Murray).

Pero, a lo que íbamos… (ahora entiendo esos artículos de Cinemanía y Fotogramas que divagan tanto en nombrar autores y películas que (casi) nadie conoce y apenas hablan de la película en sí), un grupo de pijos que viven en residencias maravillosas en Estados Unidos, esas casas blancas, con esos jardines, esos cochazos, esa doble moral cristiana… Se aburren en su vida normal, les sobra el lujo, las oportunidades y se dedican a robar en casas ajenas, a los famosos que, prácticamente, viven en su misma calle.

¿Qué hemos aprendido?:

UNO. Paris Hilton es RETRASADA. Ok, sí, eso ya lo sabíamos pero encima comprobamos que este grupo de niñatos le robó como 4 o 5 veces y no se dio cuenta hasta que le faltaron unas joyas a las que tenía mucho cariño porque eran de su abuela… en fin. Además, descubrimos que con Google Maps podemos buscar la casa de Paris de forma sencilla, ver que tiene unas paredes muy fáciles de saltar y que, encima, SPOILER ALERT! te deja la llave con un mono llavero de la Torre Eiffel. ¡BAJO EL FELPUDO!

DOS. Que los famosos en general dejan sus casas abiertas, preferentemente las puertas traseras, que apenas tienen cámara de vigilancia y que (casi) todos guardan una caja debajo de la cama que contiene un fajo de billetes y drogas. ¿EN SERIO?.

TRES. Que Hermione (Emma Watson) se ha DESCUBIERTO con este papel y que realmente no es la mojigata-santita que nos vendía en la saga “Harry Potter” sino que, realmente, es así de guay-cool-moderna-hipster-estupenda-rica-pija-endiosada. Bueno, no lo creemos a pies juntillas, pero realmente te la crees, de hecho, en general, se nota la buena mano de directora de Coppola con el plantel de actores jóvenes en la película.

“Me he puesto las Gafas de la Invisibilidad. Con estas casi no se me ve la cara”

CUATRO. Que los trailers son una GRAN MENTIRA. En este caso, te venden una película llena de movimiento, robos, jóvenes, fiesta, música, ropa, zapatos, OMG! Una película que ADORARÍAN las bloggers con tantas marcas y ropa! Pero…no, al final y, como decíamos al principio, intensa, pero intensa de la chunga. La peli es una continuación de diálogos, los robos, una esnifada y vuelta a empezar… primeros planos que vienen a demostrar ARTE o algo así pero que al espectador medio no le dirá gran cosa, no eres Terrence Malick, gracias.

“Mira como imito a Britney! Ohh baby baby, I wasn’t suppposed to know…”

CINCO. Que puestos a hacer una peli de pij@s que son rebeldes, nos quedamos con “Spring Breakers” dirigida por Harmony Korine, a quién no conocemos de nada, sino a ese ramillete de actrices (Selena Gomez, Vanessa Hudgens o Ashley Benson) que se entregan como niñas tontas de armas tomar (o de armas felar, en el caso de James Franco). Vale que la película en sí es una ida de olla pero, al menos, entretiene y recordarás alguna que otra escena más que de “The Bling Ring”.

En fin, para cerrar con algo positivo, podemos decir que la idea era buena pero que no daba para más allá que ese artículo en el que se basó. La mejor escena es, posiblemente, ese momento videoclip, con Kanye West de fondo y el grupo luciendo sus mejores galas. Ah, también aprendimos una SEXTA, si robas SPOILER ALERT!: TE PILLAN… pero siempre podrás ser el “Scandal” del momento.

“Oh, Dios Mío… me han dado el caso de Ana Botella… tengo que hacer que parezca buena persona de cara al público…”

by “New Boy In The Office, OR”.

 The Bling Ring | 61/ 100

Lo mejor= La escena/videoclip con Kanye WestEmma Watson.

Lo peor= Puede pecar de superficial (pese a ser una crítica de la superficialidad).

Anuncios

Categorías:CINEMAEtiquetas: , , , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s