LAURENCE ANYWAYS | Xavier Dolan | La transexualidad, la intolerancia, el amor y la hipocresía

tumblr_m6lzsyzw7j1rn1ln4o7_500

La tercera película del joven director/actor/productor/editor y diseñador Xavier Dolan, tras las ovacionadas J’ai tué ma mère y Les amours imaginaires (*****),  es su primera cinta en la que no aparece, la de mayor duración y la primera que se estrena en nuestro país, y aunque más irregular que obras anteriores (probablemente por su excesiva duración), la película es una clara

muestra del buen hacer de Dolan, una muestra de su cine en la que refleja su talento, todos  sus pros; y también algún que otro contra.

La película, que muestra una historia de un amor en un contexto poco habitual en el cine convencional: en el que uno de los miembros de la pareja decide cambiar de sexo manteniendo la misma orientación sexual. Parte de esta premisa para convertirse en realidad, en un retrato de la intolerancia, del conservadurismo y de la hipocresía de la sociedad.

“¿A qué le tienen miedo? ¿A su manicura? ¿A sus uñas pintadas?” grita desesperada a una camarera el personaje interpretado magistralmente por Suzanne Clément en una de las mejores y más desgarradoras escenas de la película ante la culpable mirada del resto de clientes. Y es que en Laurence Anyways, las miradas de la gente forman prácticamente un personaje más, casi tan importante como Laurence o Fred para la trama y para lo que quiere contar la película. Y esto lo ha conseguido Dolan gracias a su genial dirección y al magistral uso de la música y el montaje.

Intensa (la brillante escena en la que va al colegio por primera vez vestido de mujer) y a ratos desoladora, Laurence Anyways es también tierna y emotiva (esa escena en la que Fred mira a Laurence mientras se maquilla en su primer día de mujer), y contiene pasajes de enorme belleza audiovisual, como la escena de “Fade to gray”, o la escena en Ille au Noir, que surrealistas y arrebatadoramente bellas, rompen con la monotonía pero consiguen estar plenamente integradas en el conjunto.

En definitiva, una película necesaria, que abre un debate muy interesante, y sobre todo muestra la hipocresía imperante en una sociedad que castiga al diferente de mil maneras diferentes (desde las miradas del pasillo del  colegio al “ya sabías a lo que te atenías”, de la madre de Laurence) y muestra  la fuerza y la valentía que son necesarias en algunas personas para ser ellos mimos (“-¿Ha merecido la pena? – Ahora veo en el espejo lo que quiero ver“) . Una muestra una lucha constante y exasperante durante 10 años en los que Laurence y Fred se enfrentan contra todo y todos, contra sus familias, contra las sociedad, contra ellos mismos y sobre todo, contra la normalidad. Y te hace pensar en cuanto queda por hacer y en cuantos de nosotros formaríamos parte de ese tercer personaje, de aquellos se queda mirando a Laurence.  Anyways.

Lo mejor = La BSO. Las actuaciones. La dirección. 4 Escenas: La musical “Fade to gray”, . La primera clase en el instituto, la escena en la cafetería y la que abre el film.

Lo peor = La excesiva duración, que hace que pierda ritmo en la segunda mitad.

 8

“¿A qué le tienen miedo? ¿A su manicura? ¿A sus uñas pintadas?

Anuncios

2 respuestas a “LAURENCE ANYWAYS | Xavier Dolan | La transexualidad, la intolerancia, el amor y la hipocresía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s