La final de “American Idol” | Los mejores momentos y las mejores actuaciones (Mariah Carey, J.Lo., Jessie J, etc.)

Ayer finalizó la decimosegunda edición de “American Idol”, el “OT” yanki (aún no cancelado), y parecía que había sucedido una catástrofe natural, porque con tanto desfile de artistas invitados, aquello parecía una gala benéfica: The Band Perry, Jessie J, Adam Lambert, Frankie Valli, Mariah Carey, Jennifer Hudson, PSY, Jennifer Lopez, Pitbull, Aretha Franklin, Keith Urban, Emeli Sandé. Nos preguntamos dónde estaba Martina Klein, que suele aparecer en una pantalla de televisión cada dos minutos anunciando algo con algún miembro de su extensa família.

LA IMAGEN de la gala fue esta:


Mariah Carey y Nicki Minaj, fundidas en un emotivo abrazo. Demostrando que Rousseau tenía razón, que el ser humano es bueno por naturaleza, y se perdonaron mutuamente y lloraron la una en el hombro de la otra. Un final feliz.

Lástima que eso nunca ocurra en la vida real, porque la foto lamentablemente es un montaje de “El Mundo”. En verdad estaban abrazando, con distancia entre las dos y sin contacto físico, a Randy Jackson, que se despedía del programa tras 12 años ejerciendo de jurado. Era la Ana Blanco de “American Idol”.

Mariah Carey y Nicki Minaj siguen odiándose, pero ahora que ya ha acabado el programa, lo harán desde la lejanía. Una en la parte alta de las listas de éxitos y otra en la parte baja featurada.

Por su parte, la Diva Oronda se enfundó en el vestido más ajustado en el que haya estado embutido nunca, y eso es todo un reto, pues creemos que Mariah Carey es secretamente del Opus Dei y se somete a la práctica de la mortificación corporal, en vez de con cilicio de metal, poniéndose vestidos tan apretados que le cortan la respiración y le van rompiendo los huesos por dentro.

Además, la gente de producción del programa parecen ser immigrantes sin contrato amigos de infancia Jennifer Lopez y procuraron boicotear por todos los medios la (que se suponía que iba a ser) actuación estelar de Mariah Carey. Primero, poniéndole en la suela de los tacones superglue super resistente para pegarla al suelo y que no se pudiera mover durante toda la actuación. Segundo, desde la mesa de mezclas, irle cambiando de canción cada 15 segundos, como si un niño estuviera jugando con el botón del dial de la radio, para desorientarla hasta que alcanzase un estado de delirio máximo, intentando adivinar qué canción debía de cantar en cada momento. Y, por último, desde la sala de montaje, mientras Jennifer Lopez estaba aplaudiendo y llorando de la risa (así: MUAHUAHUAHUAHUA), los peores técnicos de sonido del mundo del espectáculo (reunidos de las galas para escoger representante español de “Eurovisión”, “Operación Triunfo”, “Gran Hermano” y cualquier programa presentado por Paula Vázquez) tocaron unos botoncitos para que el audio en esos momentos estuviese totalmente desincronizado con la imagen, como cuando te bajas un episodio de “Glee” por bittorrent y ves a Unique moviendo la boca con la voz de Rachel Berry y comprendes que algo va mal. Así, cuando Mariah estaba moviendo su fino labio superior pronunciando una letra, el audio que se oía era la voz de Mariah Carey a destiempo cantando otra cosa totalmente aleatoria. Es como el movimiento de cuerpo de Lydia Lozando bailando cualquier canción.

Todo esto hace que las bases de fans de haters (Asociación de Víctimas de BeyoncéMariah Carey), como los fans de Nicki, J.Lo, Extincta Aguilera, Madonna, Rihanna y el único fan de Thalía que existe, estén inundando la blogosfera acusando a Mariah Carey de playback. Tiempo libre. En vez de estar buscando trabajo, o estudiando para salir de la incultura (de ser fans de semejantes petardas).

Mariah Carey apareció primero como una silueta en la sombra, como Sonia Monroy en “Esta Noche Cruzamos El Missisipi” (bueno, una Sonia Monroy que aún tuviese una piedra en la vesícula y la hubiese dejado crecer hasta que hubiese tenido el tamaño de Adele), interpretó “Vision of Love”, “Make It Happen”, “My All”, “Hero”, “We Belong Together” y, finalmente, bajaron del techo un montón de lamparas Chandelier, dando la sensación de estar en el comedor de la mansión Preysler (o en una peli porno de gran presupuesto: como la vida misma de la Preysler) e interpetó su actual single, “#Beautiful”, sin Miguel, que es como hacer un dueto con ella misma.

Pero ahí no acabó el sufrimiento de Mariah esa noche. La obligaron a quedarse sentada durante la actuación de Jennifer Lopez.

CRUELDAD INTOLERABLE.

Jennifer Lopez, mucho más acostumbrada a no cantar, no ocultó para nada su playback (ni su cuerpo), y apareció en unas anillas olímpicas, creyéndose Almudena Cid, con el ventilador a la máxima potencia. Aunque nos preguntamos desde cuándo los raperos (Pitbull) también hacen playback. Que rapear en directo sabe hasta Sophia Grace, por favor.

Lo más curioso es que se pudo ver durante la actuación a Mariah Carey moviendo los hombros y la cabeza al ritmo de la música. Lo estaba disfrutando, aunque estuviese rabiando por dentro. Como su matrimonio con Tommy Mottola. Cuando Jennifer finaliza su pantomima, caen tiras alargadas de confetti del cielo, como si fuera una fiesta de Ana Mato, y enfocan al jurado (con mala leche, obviamente, como en los Oscars cuando está presentando Jennifer Aniston y enfocan en los asientos a Brangelina): Mariah Carey se quita el confetti que le ha caído encima, con cara de disgusto, pensando que son pelos del coño de Jennifer Lopez. El resto de jurado está de pie (cuando Jennifer Lopez no ha merecido un Standing Ovation en su vida -J.S.) y Mariah permanece sentada hasta que se da cuenta de que tiene que hacer postureo, y en el último segundo se levanta, pero en plan, “¿le damos un aplauso y dejamos que se vaya?”.

También actuó PSY, puro talento, aunque en esta ocasión Mariah sí que hizo una pausa para mear. Tanta exhibición de talento sobre el escenario le estaba provocando un ataque de Stendhal.

Y Jessie J, vestida de Primark y con unos aros en las orejas de tal tamaño que no cabrían ni en la vagina de Sonia Baby, con pinta de que la ves y cruzas de acera para que no te saque una navaja y te robe toda la pasta, cantó “Domino” junto a Miley Cyrus (o una concursante que se parece mucho a ella).

Y la Reina Oronda original, Aretha Franklin, hizo que las actuaciones nefastas de Mariah Carey, Jennifer Lopez y PSY, parecieran una maravilla comparadas con la actuación perpretada por la Reina del Soul. Vale que hace 100 años esta mujer tuviese un portento de voz, pero ahora cada vez que canta se pone en ridículo (como Katy Perry pero en la actualidad) y mancha poquito a poquito su legado. ¿No aprendimos nada con Sara Montiel?. Aretha parecía Carmen Bazán maquillada por Christina Aguilera y con la peluca más mal puesta que se ha visto desde la de El Dioni en “Acorralados”.

También hubo esta guerra entre verduleras de un mercado para ver quien se lleva al cliente. Traducimos la letra de la canción: “Yo tengo los tomates más frescos que ella. Que me lo quitan de las manos. Dos kilos a un euro. Cultivo la fruta en mi propio campo”. Pasamos miedo. Pánico absoluto.

Ah, y lo menos importante de todo. Ganó una tal Candice Glover. La típica negra gordita peluquera del Bronx que la visten con chaquetas y que con el tiempo adelgazará 20 kilos. Aunque esperemos que no acabe utilizando su pelo como tendedero para colgar miles de objetos. Su primer single con un nada típico mensaje nunca escuchado antes (ironía) “I Am Beautiful” (no matter what they say, words can’t bring me down…. you are beautiful, it’s true…. and your mind is fucking beautiful)

¿Y vosotros, qué opinais sobre todo esto?

2 respuestas a “La final de “American Idol” | Los mejores momentos y las mejores actuaciones (Mariah Carey, J.Lo., Jessie J, etc.)

  1. Vaya crónica más currada! Nosotros no podemos decidirnos por ninguna de estas popbitchies (como las llamo elegantemente Madonna). Quizá Mariah Carey, siempre en nuestro corazones, que cuando le invitamos a cenar nos canta un par de villancicos y nos liquida las chacinas.

  2. Lo asqueroso de tu comentario, burlarte de la leyenda que es Aretha Franklin y meter a Christina Aguilera en todo esto, que nada tiene que ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s