Crítica | Los Últimos Días | Barcelona y el fin del mundo

slide-los-ultimos-dias

2013. Una misteriosa enfermedad se extiende por todo el planeta. La humanidad desarrolla un pánico irracional a salir al exterior que provoca la muerte de manera fulminante. Pronto, toda la población mundial se queda encerrada en los edificios. Mientras la civilización se desmorona, Marc emprende una odisea en busca de Julia, su novia desaparecida, sin poder salir a la calle.

Éste es el planteamiento de la esperada película de los Hermanos Pastor, en su segundo largometraje después de Infectados. En Los Últimos Dias, Quim Gutiérrez (uno de los actores españoles favoritos de la redacción) y José Coronado (trabajo más destacado, Perodistas) unen sus fuerzas para llevar a cabo dicha hazaña.

En primer lugar, desde NETP, alabamos totalmente el hecho de que el cine español se preste a hacer este tipo de películas de ciencia ficción, más cerca del blockbuster que de la austera película de autor media del cine español, en lo que resulta algo casi impensables hace unos años, y desde aquí, pronosticamos (y deseamos) una recaudación que compense el atrevimiento. Y es que Los Últimos Días es un paso adelante en este tipo de producciones en el cine español, de mucha mejor factura y calidad que otros ejemplos recientes (FIN, **).

Sin embargo, la película tiene algunas carencias, como el efecto Deep Impact, en el que el 80% de las imágenes más impactantes de la película están en el tráiler, con lo que el desarrollo de la película deja poco lugar a la sorpresa. Tampoco ayuda un nudo un tanto largo, que puede hacerse pesado entre tanta oscuridad y falta de acción, tras un correcto inicio y antes de una resolución de la historia que resulta bastante bien resuelta.

Las interpretaciones de la película no están a la altura de lo esperado. Los ganadores del Goya están correctos, sin más, incluso desacertados en algunos momentos o frases puntuales. Marta Etura, Quim Gutiérrez o José Coronado no brillan en sus interpretaciones, y se quedan en una especia de clase media de la interpretación, algo habitual en los papeles en este tipo de producciones pero que sin embargo sabe a poco en esta ocasión. En una película tan oscura, con tan pocos exteriores y tanta situación límite, el trío protagonista no están a la altura de lo que esperábamos de ellos.

 

Pero en conclusión, Los Últimos Días conoce sus limitaciones y eso es un punto a su favor. Aunque en algunos momentos pretenda ponerse metafísica, no da lecciones morales ni intenta justificar su argumento para dar una explicación ética al desastre, si bien, deja abierta la respuesta a las posibles razones de lo ocurrido. Además, es entretenida e interesante y hará las delicias de los barceloneses y de la gente que conozca la ciudad. Ver en el estado apocalíptico que presenta la película algunas de sus escenarios más reconocibles (Hospital del Mar, Gran Vía 2) resulta impresionante. Y hartos de ver siempre las mismas películas y la misma destrucción en Nueva York o Los Ángeles, ver una película en la que el fin del mundo está llegando a personajes que intercalan el catalán y castellano, entre Sants y Vila Olímpica, es un punto a su favor. 1.999

Lo mejor: Las imágenes. Los efectos especiales. El final. Barcelona.

Lo peor: Los actores podrían destacar más. El nudo se hace algo oscuro y pesado.

Nota: 6,3

Como nota musical, os dejamos con una canción sobre el fin del mundo, de los grandes, La Bien Querida.

Anuncios

Categorías:CINEMAEtiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s